Ticos hacen más fuerte discurso ante Venezuela y Nicaragua

0
200 años de salir adelante con optimismo

Costa Rica denunció en el inicio de la 48 Asamblea General de la OEA las ilegítimas elecciones de Venezuela y la represión oficial contra civiles en las protestas de Nicaragua.

Con esta posición, la nueva administración parece apuntar a un mayor distanciamiento diplomático del eje bolivariano del que estuvo muy cerca la administración anterior del expresidente Luis Guillermo Solís.

Kevin Casas, exvicepresidente y consultor internacional, calificó de “firmes y correctas” las manifestaciones de la canciller Epsy Campbell, quien denunció, en su debut en la 48 Asamblea General de la OEA, el agravamiento de las crisis en ambas naciones.

“Me parece que es correcto. Ojalá sea muestra de una actitud más beligerante en defensa de la democracia por parte de esta administración”, puntualizó Casas este martes.

“La anterior (administración) fue inconsistente por momentos, sobre todo en relación con Venezuela”, criticó.

El fraude de Venezuela

“Mi país no puede reconocer el resultado del proceso electoral que recién se realizó en Venezuela, cuando arrastra, desde antes de su convocatoria, graves vicios de legitimidad e incumple con los estándares internacionales mínimos de un proceso electoral pluralista, libre, democrático y transparente”, afirmó la vicepresidenta y canciller Campbell el lunes en el foto americano. E irritó a la diplomacia venezolana.

“No nos esperábamos que se incorporara Costa Rica tan rápido a la agresión contra Venezuela”, respondió el canciller venezolano Jorge Arreaza.

Pero la denuncia tica no se contuvo con el cuestionado proceso electoral de Venezuela.

La masacre en Nicaragua

Ante la rebelión cívica que ha cobrado al menos 110 muertes en Nicaragua, centenares de heridos, detenidos y desaparecidos, y mantienen al país en un estado de crispación general, la canciller Campbell también lanzó un duro ataque al régimen de Daniel Ortega.

“Costa Rica se rehúsa a guardar silencio ante la escalada de violencia en Nicaragua y se une al rechazo de la comunidad internacional a los deplorables sucesos ocurridos en las últimas semanas que han cobrado la vida de más de 76 personas y han dejado centenares de heridos y desaparecidos; cifras que continúan en aumento al día de hoy”, destacó.

“Con el pueblo nicaragüense compartimos mucho más que una vecindad geográfica. El sufrimiento de su gente es un dolor que alcanza también al pueblo de Costa Rica, porque somos pueblos hermanos, cuyos ciudadanos compartimos el sueño de vivir en sociedades justas, pacíficas e inclusivas”, advirtió la jefa de la diplomacia tica.

“Como una nación que cree y promueve el respeto por los derechos humanos y el Estado de Derecho, instamos al Gobierno de Nicaragua a cesar inmediatamente toda represión a los manifestantes y la detención arbitraria de quienes participan de las protestas”, insistió.

“Urgimos nuevamente a las autoridades nicaragüenses a acatar las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y a restablecer las condiciones necesarias que permitan continuar el proceso de diálogo mediado por la Conferencia Episcopal. La construcción de la democracia es un proceso permanente y minucioso que debe ser asumido por todos los actores sociales día con día. Esa es una obligación ineludible que asumimos al firmar la Carta de la OEA y en la que los países miembros no podemos ni debemos retroceder”, enfatizó.

Fuente: PuroPeriodismo.com