La ONU y la Cruz Roja Internacional crean una plataforma digital para ofrecer respuestas a la emergencia forense en México

0
Con cerca de 39.000 cuerpos sin identificar y más de 88.000 personas desaparecidas, este sitio web pretende documentar las mejores prácticas en identificación humana
200 años de salir adelante con optimismo

La crisis de violencia que vive México desde 2007 provocó el desborde de las capacidades de los servicios forenses, ante la presencia de casi 40.000 personas fallecidas que no han sido identificadas.

En este contexto de emergencia forense, varias organizaciones internacionales construyeron una plataforma digital para ofrecer pistas sobre las mejores prácticas en materia de identificación de personas, con el objetivo de brindar información certera a los familiares que buscan a sus seres queridos desaparecidos.

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ, por sus siglas en alemán) presentaron este martes el sitio web Identificación Humana MX.

«Una de las tareas principales del Estado de derecho en México es elaborar e implementar soluciones pragmáticas para la identificación humana masiva», apuntó Maximilian Murck, director de proyecto en la GIZ, a través de un comunicado de prensa.

Violencia en México

Tras el inicio de la crisis de violencia que vive México, unos 38.891 cuerpos que fueron recibidos desde 2006 en servicios médicos forenses terminaron enterrados en fosas comunes, donados a universidades o las autoridades les perdieron la pista, según un reportaje de Quinto Elemento Lab con información hasta 2019.

Mientras, el Gobierno mexicano reconoce un total de 88.986 personas desaparecidas o no localizadas en todo el territorio hasta este martes 22 de junio. Atender la emergencia forense mediante la identificación de los cuerpos podría ofrecer más certezas a las miles de familias que buscan a personas desaparecidas en el país latinoamericano, muchas veces escarbando en las 3.631 fosas clandestinas que han sido reportadas por las autoridades hasta enero de 2020.

En este contexto, Murck señaló que los casi 39.000 cuerpos que no han sido identificados «debería ser razón suficiente para revisar de forma crítica el funcionamiento forense» en México.

Por su parte, el Comité Internacional de la Cruz Roja apuntó que muchas de los desaparecidos «podrían encontrarse entre las personas fallecidas que todavía no han sido identificadas».

Creación del MEIF

Con la presión de los colectivos de personas desparecidas, el Gobierno mexicano anunció en 2019 la creación del Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense (MEIF), para realizar peritajes multidisciplinarios de cuerpos y restos óseos sin identificar.

No obstante, el proceso ha sido lento y aún no comienza a operar este mecanismo que contará con especialistas en identificación forense, en materia legal y jurídica, en desaparición forzada y por particulares, en cooperación técnica internacional, y en atención psicosocial y acompañamiento a familiares.