¿Dónde está la oposición de Nicaragua mientras arrancan las campañas electorales?

0
Un partido colgó un video en Facebook mientras que otros dos celebraron concentraciones con límites de asistencia
El Partido Liberal Constitucionalista de Nicaragua en su primer mitin político de la campaña de 2021. Foto cortesía.
200 años de salir adelante con optimismo

Con un video colgado en una página de Facebook que tuvo apenas 500 seguidores y menos de un minuto de duración, el Partido Alianza por la República (APRE) comenzó en las redes sociales su campaña para las elecciones presidenciales de Nicaragua del próximo 7 de noviembre.

En medio de los señalamientos de la comunidad internacional acerca de que los comicios están viciados desde el encarcelamiento de al menos seis precandidatos presidenciales y la anulación de los principales partidos de oposición, el Consejo Supremo Electoral (CSE) impuso medidas restrictivas en el inicio de campañas, alegando la pandemia del coronavirus.

Según el tribunal electoral, las actividades deberán celebrarse en lugares abiertos con 200 personas como máximo y todos deberán usar mascarillas. Los mítines políticos deberán durar como máximo hora y media.

“No podemos hacer caravana de vehículos, ni menos de grupos. No podemos pararnos con una foto de los candidatos porque eso dicen que puede contagiar a la población con el virus del COVID-19”, criticó el pastor Guillermo Osorno, candidato presidencial del partido Camino Cristiano, al dar apertura a su campaña en un hotel de Managua.

De los siete partidos que están participando en el proceso electoral este año, solamente dos de ellos celebraron actividades presenciales, en un hecho sin precedentes en las últimas tres décadas en Nicaragua.

“Con estas restricciones es primera vez que se da algo así”, dijo el analista político Edgar Parrales, quien recordó que en las primeras elecciones en Nicaragua después del triunfo de la Revolución Sandinista “hubo campañas”, y que incluso en medio de la guerra en 1990 también se lanzaron convocatorias donde se permitió a la oposición hacer campañas.

“En 1984, en 1990 hubo campaña; en 2007 hubo campaña, en 2011 hubo una enorme campaña. Primera vez que no hay ninguna campaña”, cuestiona Parrales, y añade que lo anómalo no solo es esto, sino que los partidos que han quedado son “satélites o afines al presidente Daniel Ortega”.

El experto valora que todo esto es como consecuencia de la crisis de 2018, que dejó más de 300 y 100.000 exiliados, según reportes de organismos de derechos humanos.

PLC hizo campaña

La otra agrupación que celebró un mitin presencial fue el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), que antes del retorno al poder de Ortega en 2007 se mantuvo como principal fuerza opositora en el país. La inauguración de la campaña electoral tuvo lugar en el departamento de León, 90 kilómetros al noroeste de Managua.

En dicha actividad también hubo críticas por las restricciones establecidas por las autoridades del Consejo Supremo Electoral.

“Esperamos que el gobierno esté actuando de manera sincera, porque si las alcaldías del partido de gobierno van a estar montando actividades multitudinarias en diferentes municipios no es justo. Esperemos que el Poder Electoral ponga orden, que respeten las decisiones del Ministerio de Salud por la salud de la sociedad nicaragüense, y que el gobierno sea el primero en dar el ejemplo”, dijo un dirigente del PLC en el evento.

¿Quiénes son los partidos que quedan en la contienda?

Los partidos que están en la contienda presidencial son el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional, la Alianza por la República (Apre), el Partido Liberal Independiente (PLI), la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), el partido Camino Cristiano Nicaragüense (CCN) y Yatama.

Anteriormente, se encontraban en la contienda el Partido Ciudadanos por la Libertad (Cxl) y el Partido de Restauración Democrática (PRD), pero, en una movida poco sorpresiva del oficialismo, se les anuló la personería, lo que dejó un panorama sombrío, según críticos de la administración.

También se encarceló a los rivales más fuertes a Ortega, como Cristiana Chamorro, hija de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro, que figuraba como la preferida, según encuestas prestigiosas como la Cid Gallup.

“El único candidato verdadero es Daniel Ortega, nadie más”, subraya Parrales en referencia a los comicios de este año. “Han pasado al menos siete procesos electorales diferentes y en la boleta del Frente Sandinista se refleja al mismo candidato por la casilla número dos”.

El Frente Sandinista, por su parte no hizo convocatoria oficial, pero el oficialismo celebró al menos tres actividades, donde entregaron títulos de propiedades y paquetes alimenticios a familias vulnerables.

“Ellos han vivido en campaña todo el año. No es nada nuevo”, concluyó el opositor Edgar Parrales.