Luego de impugnaciones, Honduras inicia recuento de votos que decidirá distribución del Congreso

0
El recuento voto por voto, se da a petición del instituto político por el que corría el contendiente más cercano de la autonombrada presidenta electa Xiomara Castro. El reclamo fue hecho en la categoría de los aspirantes al Congreso Nacional
Un joven pasa frente a una pancarta del candidato presidencial del Partido Libre Xiomara Castro antes de las elecciones generales del 28 de noviembre en Tegucigalpa.
200 años de salir adelante con optimismo

Luego de vencerse el plazo extendido para impugnaciones, el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Honduras anunció el martes que comenzará con la verificación y recuento de votos en las actas de resultados con inconsistencias y las impugnadas por los candidatos o partidos políticos, escrutinio clave para decidir la distribución del Congreso.

El recuento, que determinará cuántos escaños o diputados obtiene cada partido político, se llevará a cabo en más de 2.500 maletas electorales, en directo y en presencia de observadores nacionales, informó el CNE.

Según el organismo electoral, la revisión se da luego de que el Partido Nacional pidiera realizar un conteo “voto por voto” en la categoría de los aspirantes al Congreso Nacional, para asegurar la transparencia de los resultados.

Los comicios generales, realizados el pasado 28 de noviembre, que proyectan como presidenta electa a Xiomara Castro, que también fue reconocida como ganadora por la oposición, han estado envueltos en polémicas de fraude electoral denunciados por la misma oposición.

En su cuenta oficial de Twitter, el Partido Nacional de Honduras (PNH) escribió que “apegado ciento por ciento en sus valores democráticos, ha aceptado de inicio los resultados arrojados por la autoridad electoral a nivel Presidencial”, pero que seguían vigilantes “de los resultados a nivel de electivo de diputados”.

Además, denunciaron “fallas en el sistema [electoral] luego de la millonaria inversión” hecha por el gobierno en el mismo. “No toleraremos ninguna manipulación que vaya en contra de la voluntad del pueblo hondureño”, cita el PNH.

Por otra parte, candidatos al Congreso del Partido Libertad y Refundación (Libre), de Castro, y su aliado, el Partido Salvador de Honduras (PSH), han acusado al PNH, actualmente en el poder, de «inflar» sus resultados en las actas para obtener más escaños.

Salvador Nasralla, quien será vicepresidente de Castro, denunció las supuestas malas prácticas del oficialismo, desde cuyas filas hubo también un intercambio de acusaciones similares.

«Si ellos [el Partido Nacional] tienen una fuerte participación en el Congreso, no será posible impulsar las reformas y derogaciones de leyes que blindan la corrupción y los corruptos», dijo a Reuters.

Castro, que asumiría el poder el 27 de enero si los resultados finales confirman su amplia ventaja y cuyo triunfo ha sido reconocido por su principal contrincante, Nasry Asfura, ha anunciado que derogará varias leyes que blindan a funcionarios y diputados frente a la comisión de actos corruptos.

En los próximos años, el Congreso hondureño elegirá a una nueva Corte Suprema y un nuevo fiscal general, para lo que la mandataria y sus aliados necesitarán dos tercios de votos, a los que sólo llegarían pactando con la oposición, según el cómputo preliminar de los comicios y estimaciones de analistas.

*Parte de este informe contiene información de Reuters.