Senadores de Brasil decidirán destino de Dilma Rousseff en medio de juegos olímpicos

0
3
Foto Archivo
200 años de salir adelante con optimismo

Brasilia.- Los trámites para abrir el juicio y decidir el fin del mandato de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, lo inició El Senado hoy martes 09 de agosto durante una sesión especial. La mandataria fue separada de su cargo inicialmente por el Congreso el pasado 12 de mayo. Un total de 41 senadores de los 81 que los constituyen pondrán la balanza del juicio definitivo a finales de agosto si lo deciden en las próximas 20 horas.

El presidente del Supremo Tribunal Federal, Ricardo Lewandowski, abrió hoy la histórica sesión del Senado que decidirá sobre la apertura del «impeachment» contra Dilma Rousseff.

El titular de la Corte sostuvo al abrir la sesión que los senadores actuarán «con prudencia, concientes de su grave responsabilidad con la nación brasileña».

El juez Lewandowski asumió hoy a las 9.52 horas (12.52 GMT) la presidencia interina del Senado en reemplazo del titular de ese cuerpo, senador Renán Calheiros. Lewandowski permanecerá al frente del tribunal extraordinario cuyo funcionamiento se prolongará durante el tiempo que dure el posible proceso de Rousseff.

El titular de la alta Corte expresó su compromiso con que los «señores y señoras senadores se pronuncien con la máxima libertad». Inicia sesión que decidirá el destino de Dilma Rousseff.

A lo largo de la sesión será leído el informe del relator del caso, el senador Antonio Anastasia, que recomienda la destitución, y serán analizadas las posibles apelaciones que pueda presentar la defensa de Rousseff.

Posteriormente, cada uno de los 81 senadores tendrá 10 minutos para exponer su posición y finalmente tanto la acusación como la defensa dispondrán cada una de media hora para dirigirse al pleno.

Si el informe que recomienda la destitución de Rousseff queda aprobado, el proceso llegará a su fase definitiva, en la que el pleno del Senado deberá volver a pronunciarse en una última votación.

En ella, la mandataria sería despojada del mandato si así lo decide una mayoría calificada de 54 votos (dos tercios).
Esa sesión sería convocada para fines de este mes y, en caso de llegarse a la destitución, el mandato que vence el 1 de enero de 2019 será completado por Michel Temer, quien desde el pasado 12 de mayo sustituye a Rousseff de forma interina.