Carlos Alvarado de Costa Rica se convierte en el presidente electo más joven de América Latina

0
200 años de salir adelante con optimismo

Banderas de Costa Rica, del Partido Acción Ciudadana (PAC) y de la población LGTBI se ondearon con euforia en la Plaza Roosevelt en Montes de Oca, punto de encuentro de miles de ciudadanos que respaldaron al candidato presidencial del oficialismo: Carlos Alvarado.

De fondo la música que afianzaba al partido de gobierno como la «agrupación incluyente», mientras en las pantallas digitales -colocadas para la celebración- se daba las gracias por el gane, que les permitirá mantenerse cuatro años más al mando del país.

El ambiente de fiesta y celebración empezó a calentar con más fuerza minutos después de las 7:00 p.m., pero los sentimientos de festejo estallaron al conocer los resultados oficiales del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) que coronaban al aspirante Carlos Alvarado como el nuevo mandatario electo.

Pitoretas, títeres, máscaras, y «Miss Costa Rica gay», como se presentó un simpatizante vestido de reina de belleza, se unieron al festejo en medio de la coyuntura nacional que había dividido la discusión política sobre si el país debería avanzar hacia el matrimonio igualitario, como lo recomendó la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Poco antes de las 9:00 p.m. apareció en la tarima la nueva vicepresidenta de la República, Epsy Campbell, quien se fundió en un abrazo con la presidenta del PAC, Marcia González.

«Ganó el amor, ganó el amor por CR (…) CR dijo que sí a la inclusión”, enfatizó Campbell. Sus palabras dieron paso a la presentación del fundador y diputado del PAC Ottón Solís.

«Era un referéndum sobre si somos un país de avanzada, que respeta los derechos humanos (…) Nuestro respeto a todas las personas independientemente de los gustos que en su vida privada tengan», reseñó.

Solís destacó que el gabinete se conformará con funcionarios de diversos partidos.

Aseguró que el país les da una segunda oportunidad, con el compromiso de que «estamos en deuda, vamos a concretar la revolución ética que prometimos desde que fundamos este partido».

Pronto, representantes de los partidos Unidad Social Cristiana, Liberación Nacional y Frente Amplio se unieron los líderes del PAC en tarima.

A las 9:17 p.m. el presidente electo junto a su esposa Claudia Dobles rindieron sus palabras.

«Costa Rica es una y tiene que mantenerse unida», afirmó.

El nuevo mandatario dio las gracias al país y a todos quienes trabajaron por esta jornada.

Indicó que recibió la «llamada fraterna» de quien fuera su contrincante Fabricio Alvarado.

«Mi deber será unir a esta República para sacarla adelante», reveló.

A lo que agregó, «debemos darnos a la tarea de unir a este país, debemos mostrar al mundo la bandera tricolor, un país único», fueron parte de sus palabras.

«Es mucho más lo que nos une, que lo que nos separa», añadió

Hizo énfasis en que en la «figura de Rodolfo Piza tenemos la necesidad de generar un acuerdo nacional». Sobre lo anterior puntualizó que ya hay un avance en el acuerdo liderado por Ottón Solís con los partidos en representación en el Congreso.

Alvarado pidió a los diputados desde ya avanzar en proyecto de materia fiscal, y de reforma al reglamento legislativo, pidió al Consejo Nacional de Concesiones detalles para avanzar en la ampliación de la ruta 27, así como su compromiso de lograr el tren eléctrico interurbano, y reiteró su compromiso de llevar herramientas tecnológicas en centros educativos.

Sentenció que hará un «gobierno para todas y todos». Indicó que arrancará comunicaciones con todos los partidos que tendrán representación en el Congreso para alcanzar el acuerdo.

«Vayamos a trabajar por este país», concluyó.

Fuente: DiarioExtra.com