Costa Rica avanza en trazabilidad de productos marinos

0
200 años de salir adelante con optimismo

San José – Costa Rica avanza en la trazabilidad de sus productos marinos, en un esfuerzo por mejorar la competitividad de estos en los mercados sofisticados que premian las buenas prácticas ambientales y sociales en la pesca.

La trazabilidad consiste en un conjunto de medidas, procedimientos y registro de información que permiten seguir el rastro de un producto pesquero desde el momento de su captura hasta su venta final, ya sea en el mercado local o internacional.

El presidente del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca), Gustavo Meneses, afirmó que ‘en el comercio global, la trazabilidad se ha convertido en un tema clave. Los compradores y consumidores quieren conocer con certeza el origen del pescado que consumen’.

Esos mercados están más atentos actualmente a temas como calidad, inocuidad y legalidad, señaló y agregó que de ahí la importancia de poder determinar el origen de un producto pesquero. Eso es lo que estamos haciendo en Costa Rica, apuntó.

Refirió que la mayor parte de las capturas en el Pacífico costarricense de grandes pelágicos -especies como el atún, dorado y pez espada, entre otras- son destinadas a países que exigen cumplir con un esquema de trazabilidad, inocuidad y legalidad para autorizar las importaciones.

Entre esas naciones, precisó, se encuentra Estados Unidos, al que Costa Rica exporta el 80 por ciento del volumen de estas especies.

Para la directora ejecutiva de la Cámara Nacional de Exportadores de Productos Pesqueros y Acuícolas, Ana Victoria Panigua, garantizar este requisito de los productos marinos ya no es una alternativa para la exportación, sino una exigencia de los mercados mas demandantes.

Adelantó que para especies incluidas en la lista del apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna, como algunos tiburones, se debe cumplir con requisitos adicionales y un control cruzado de información.

El Incopesca y el Servicio Nacional de Salud Animal son las entidades responsables de velar por el cumplimiento de la trazabilidad en Costa Rica, junto a los ministerios de Agricultura y Ganadería y de Ambiente y Energía.