Retiran en Reino Unido la licencia al medio chino CGTN

0
La licencia fue revocada después de que una investigación concluyera que Star China Media Limited «no tenía la responsabilidad editorial sobre la producción de CGTN», comunicó Ofcom

El regulador británico de telecomunicaciones Ofcom ha informado este jueves que ha sido anulada la licencia de China Global Television Network (CGTN) para transmitir en territorio del Reino Unido, después de que una investigación concluyera que Star China Media Limited, titular de la licencia del medio chino, la mantiene «de forma indebida».

«Nuestra investigación mostró que la licencia de CGTN está en manos de una entidad que no tiene control editorial sobre sus programas», explicó un portavoz de la agencia gubernamental. «No podemos aprobar la solicitud para transferir la licencia a CGTN porque, en última instancia, está controlada por el Partido Comunista Chino, que no está permitido bajo la ley de transmisión del Reino Unido», agregó.

El vocero de Ofcom señaló que la entidad había brindado a CGTN «numerosas oportunidades» para cumplir con sus estándares, pero el canal chino no las aprovechó.

En 2020, Ofcom determinó que CGTN había infringido su Código de Radiodifusión por no preservar la debida imparcialidad en la cobertura de las protestas de Hong Kong, lo que fue calificado por el organismo como una «violación grave» de las reglas británicas de equidad y privacidad.

Ofcom también tiene abiertas otras tres investigaciones de imparcialidad y privacidad en curso sobre el contenido de CGTN. Las tres se encuentran a la espera de un examen más detenido.

Pekín arremete contra la BBC

La noticia sobre la cancelación de la licencia de CGTN trasciende en medio de las acusaciones de Pekín contra la British Broadcasting Corporation (BBC) por publicar lo que califica de «noticias falsas» sobre la pandemia de covid-19.

Poco después del anuncio de Ofcom, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China compartió un comunicado en que afirma que la BBC «recientemente relacionó la pandemia con la política» e hizo un «refrito de las teorías sobre el encubrimiento de China», al tiempo que instó a la radiotelevisión británica a disculparse públicamente.