Exministro de Chávez y Maduro preside el nuevo poder electoral en Venezuela

0
El dirigente del poder electoral asegura que sus nombramientos son parte de un acuerdo nacional que busca, según sus palabras, “reencauzar la estabilidad política del país”. La prioridad inmediata son las elecciones regionales
Pedro Calzadilla, nuevo rector del Consejo Nacional Electoral, es visto al final de la sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional de Venezuela en Caracas, el 4 de mayo de 2021.
200 años de salir adelante con optimismo

Pedro Calzadilla, exministro de Cultura y Educación Universitaria en los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, presidirá el directorio del Consejo Nacional Electoral (CNE) recién escogido por el Parlamento venezolano, de abrumadora mayoría oficialista.

Calzadilla fue el encargado de revelar la composición del directorio en una conferencia de prensa donde le acompañaron los otros cuatro nuevos rectores principales del organismo. Enrique Márquez, exdiputado y líder del partido socialdemócrata Un Nuevo Tiempo, ocupará la vicepresidencia del CNE.

El Parlamento venezolano, al que consideran ilegítimo Estados Unidos y decenas de gobiernos del mundo, esencialmente de América y Europa, nombró este martes al nuevo CNE en una sesión especial realizada en Caracas.

El directorio del poder electoral, de cinco miembros, incluye ahora a tres figuras con antecedentes políticos vinculados al oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela. Además de Calzadilla, la rectora Tania D’Amelio y el exconstituyente Alexis Corredor forman parte de los seleccionados.

La junta directiva está integrada, asimismo, por dos funcionarios disidentes del gobierno de Maduro: Márquez, quien fue vicepresidente de la Asamblea Nacional en 2016; y Roberto Picón, un ingeniero de sistemas y ex asesor electoral de la plataforma unitaria de la oposición venezolana.

Calzadilla reivindicó que sus designaciones forman parte de “un acuerdo nacional, histórico”, que persigue “reencauzar a Venezuela hacia una estabilidad política en estricto a la dinámica que impone la democracia participativa”.

“El mensaje es de aliento, optimismo, confianza y fortalecimiento de la institucionalidad, el orden democrático y constitucional” en el país, dijo Calzadilla, en una transmisión televisada por el canal del Estado, VTV.

Indira Alfonzo, quien fungió como presidenta del CNE desde el año pasado, encabezó en la sede del ente el acto formal de entrega del cargo a Calzadilla.

El nuevo presidente del poder comicial completó su licenciatura en Historia en la Universidad Central de Venezuela. Cursó estudios de postgrado en la Universidad de París, conocida como La Sorbona. Fue ministro de Cultura de la administración Chávez y, luego, hasta 2014, se encargó del despacho ejecutivo de Educación Universitaria durante el primer año de gobierno de Maduro.

De cara a las regionales

Enrique Márquez, el nuevo vicepresidente del CNE, un político que antes de su nombramiento hizo votos porque la oposición regresara a las urnas electorales, presidirá a su vez la Comisión de Participación Política y Financiamiento. Calzadilla y el rector suplente Leonel Parica lo acompañarán en esas funciones.

D’Amelio, por su parte, presidirá la Junta Nacional Electoral. Se trata de un organismo subordinado del directorio que expertos en la materia consideran determinante para los aspectos técnicos de las votaciones en Venezuela. Picón y el rector suplente Carlos Quintero se sumarán también a esas labores.

Corredor, por su lado, encabezará la Comisión de Registro Civil y Electoral, con el respaldo de D’Amelio y Conrado Pérez, uno de los 10 rectores suplentes nombrados por la Asamblea Nacional en la sesión de este martes.

El presidente del Consejo Nacional Electoral detalló que este jueves se instalarán las comisiones y los órganos subordinados del CNE. Enfatizó que su labor se enfocará inmediatamente en la realización, este año, de comicios de gobernaciones y alcaldías.

Algunos dirigentes de partidos opositores, como el exdirectivo del Parlamento Stalin González, y voceros de la sociedad civil expresaron su complacencia por la elección de un nuevo CNE. La valoraron como el primero de varios pasos políticos que deben darse hacia la redemocratización de Venezuela.

Juan Guaidó, considerado como el líder opositor y presidente interino del país por al menos 50 gobiernos del mundo, criticó los nombramientos del directorio electoral, anticipando que solo ganaría “desconocimiento y rechazo”.

La Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) emitió un comunicado rechazando, a su vez, la renovación del poder electoral venezolano. España, sin embargo, se convirtió este miércoles en el primer país en valorar con buenos ojos la votación del Parlamento en cuanto al CNE.

Por su parte, el congresista Gregory W. Meeks, demócrata por Nueva York y presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara, emitió un comunicado en el que afirma: “Si bien sigo profundamente preocupado por las violaciones de derechos humanos cometidas por el gobierno de Maduro, y reconozco que el camino de regreso a la democracia es complicado, creo que el gobierno de Biden debe enviar señales claras a Caracas que reconozcan estos gestos positivos e incentiven un mayor avance hacia democracia».