Taiwán, INTA y CONICYT clausuran el Curso Especializado en Robótica Rural

1
200 años de salir adelante con optimismo

En la Sede del CONICYT, el Embajador Jaime Chin Mu Wu y el Ministro-Director del CONICYT General® Omar Halleslevens, presidieron la clausura del “Primer Curso Especializado en Robótica Rural”. También participaron el Director de Transferencia del INTA, Ing. Pedro Pablo Benavidez, el Decano de la UNAN-FEREN de Carazo Dr. Raúl Arévalo Cuadra, el Secretario Técnico del CNU Jaime López, funcionarios del CONICYT, INTA, Técnicos del SNPCC, protagonistas y productores innovadores, miembros de la Embajada y de la Misión Técnica de Taiwán.

Durante sus palabras, el General Halleslevens mencionó que este curso viene a reforzar las políticas agrarias que viene ejecutando el Gobierno, para garantizar el incremento de la producción agropecuaria y por ende la seguridad alimentaria del pueblo. Destacó que dicho curso permitirá dar un salto de calidad en la producción y cultivo de granos básicos, gracias a la utilización de semillas mejoradas, con una alta calidad y rendimiento. Asimismo aseguró que a partir de este momento los productores tendrán la oportunidad de pasar del cultivo rudimentario a la automatización, y todo ello gracias a la utilización de herramientas y técnicas de la micro robótica aplicada a la agricultura de precisión. Agradeció al pueblo de Taiwán por su solidaridad incondicional para transformar las capacidades productivas del país.

Por su parte, el Director Benavidez manifestó que hoy es un día de alegría, ya que se está haciendo realidad la aplicación práctica de esta nueva tecnología, que viene a transformar la manera de cultivas en el sector agropecuario del país. Recalcó que este curso ayudará a impulsar la agricultura nacional, hacia la innovación para combatir el cambio climático en los cultivos, permitiendo incrementar la productividad de las siembras, para beneficio de las familias y del país. Finalmente agradeció a la Misión Técnica de Taiwán esa colaboración incondicional y mutua que siempre ha tenido con los productores nicaragüenses.

En tanto, el Embajador Wu resaltó que este curso tiene como objetivo la promoción de la agricultura científica y tecnológica, a través de la aplicación de la tecnología de la micro robótica. Enfatizó que la inserción de la robótica en los proceso de manufactura y producción de bienes y servicios, ha permitido que los productores aprovechen las innovaciones tecnológicas para aumentar la productividad de sus cultivos y de esa forma poder hacerle frente a los desafíos comunes del oficio. Precisó que este primer curso ha tenido una gran aceptación entre los productores, quienes tuvieron la oportunidad de aprender y conocer sobre la tecnología de la información, uso de sensores de temperatura, humedad relativa y humedad de suelo, así como comprender lo que es un robot, todo esos datos les ayudarán a conocer con anticipación la temperatura y humedad de los suelos, antes de iniciar la siembra. Por último, reiteró que Taiwán continuará aunando a los esfuerzos del Gobierno de Nicaragua, para incrementar la productividad, eficiencia y sostenibilidad del sector agrícola del país.

Mientras, el Decano Arévalo especificó que este curso está enmarcado dentro de los objetivos del plan de desarrollo sostenible que es promovido por el gobierno. Explicó que dicho curso se efectuó como parte del objetivo de alcanzar la transformación e innovación de la agricultura nicaragüenses, como un aspecto esencial para lograr el desarrollo de la nación. Igualmente afirmó que con este primer curso la UNAN-Managua hace realidad su compromiso de seguir contribuyendo con el desarrollo de la investigación aplicada a la agricultura. Agradeció al pueblo de Taiwán, su continua cooperación técnica con los agricultores nicaragüenses.