Ante posible extradición a Estados Unidos, Saab sostiene que «jamás» traicionará a Maduro

0
El empresario colombiano dice confiar en llegar a Venezuela pronto para apoyar a Maduro y su partido en las elecciones regionales. El presidente de Cabo Verde negó que haya interferido en el fallo que da paso a la extradición de Saab.
Saab fue detenido el año pasado en Cabo Verde mientras su avión hacía una parada técnica.
200 años de salir adelante con optimismo

MARACAIBO, VENEZUELA — El empresario colombiano detenido en Cabo Verde y solicitado en extradición por Estados Unidos, Alex Saab, emitió una carta donde afirma que no traicionará al presidente venezolano Nicolás Maduro y tacha de “incoherente” el reciente y definitivo fallo judicial en su contra.

“Está mal escrito, mal argumentado y es jurídicamente incoherente”, expresó Saab, nacido en Colombia e identificado por el gobierno venezolano como su enviado especial para asuntos diplomáticos y humanitarios.

Este martes, el Tribunal Constitucional de Cabo Verde confirmó la constitucionalidad de todo el proceso judicial adelantado sobre la detención y potencial extradición a Estados Unidos de Saab, a quien Washington acusa de lavar hasta 350 millones de dólares a favor del gobierno venezolano.

El empresario, vinculado con contratos del Estado venezolano para la construcción de viviendas y la entrega de alimentos subsidiados al pueblo, ratificó su lealtad con el presidente Maduro y, como sus abogados previamente, indicó que no dejará “ninguna piedra legal sin remover” hasta ser libre.

“Soy un patriota y un hijo agradecido de Venezuela. Jamás traicionaré a la República Bolivariana, al presidente Maduro y al valiente pueblo de Venezuela (…) espero estar de vuelta en Venezuela a tiempo para apoyar al presidente Nicolás Maduro y al PSUV (partido de gobierno) en las próximas elecciones de alcaldes y gobernadores en noviembre”, afirmó el también embajador adjunto ante la Unión Africana, según comunicados del gobierno venezolano.

Saab calificó como “excelente” su estrategia de defensa, 455 días luego de su detención en la isla de Sal cuando su avión se detuvo a repostar, si bien insistió en condenar el fallo del Tribunal Constitucional en su contra.

“Utilizar la ley con fines políticos para que tenga éxito requiere que los jueces que lo lleven a cabo tengan algún talento inherente que, por desgracia, parece estar ausente en los numerosos jueces de Cabo Verde que se han sentado a juzgarme en los últimos 15 meses (…) el resultado es jurídicamente deplorable”, opinó Saab en la carta difundida a la prensa por su equipo legal.

Sin interferencias

El presidente de Cabo Verde, Jorge Carlos Fonseca, negó este jueves que haya existido interferencia alguna de su gobierno en la sentencia de esta semana sobre el caso Saab y defendió la actuación del Tribunal Constitucional.

«Este sistema funcionó en el presente caso, no hubo interferencia ni del Gobierno ni del presidente de la República, ni podría haberla. El Tribunal Constitucional falló con total libertad, autonomía y completa independencia», subrayó a la prensa local en el palacio presidencial en Praia, la capital.

Según Fonseca, el proceso de Saab se evaluó “de acuerdo con la Constitución y las leyes” del país africano. “Siempre dije que el Estado tendría que cumplir con las decisiones de los órganos legales que ejercen y aplican la ley (…) Somos un Estado de derecho democrático muy creíble y respetado en todas partes, dado que uno de sus pilares es, precisamente, nuestro sistema judicial”, añadió.

El pronunciamiento de Fonseca ocurrió luego de difundirse la carta firmada por Saab. El gobierno venezolano aún no se ha pronunciado sobre el fallo.

El gobierno ruso, acompañante de las negociaciones en México entre el gobierno de Maduro y la plataforma unitaria de la oposición venezolana, advirtió de “la persecución penal” de Saab por presiones de Estados Unidos.

En una comunicación atribuida a la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso, María Zakharov, Rusia advirtió cómo el caso Saab podría minar el ambiente cordial que debe prevalecer en el diálogo para lograr resultados.

Estados Unidos, a su juicio, “intenta esencialmente utilizar a Saab como una palanca adicional para presionar al Gobierno venezolano. Vemos en esto una amenaza seria a los esfuerzos de las partes para llegar a vías mutuamente aceptables para el desarrollo futuro de este país”, acotó.