China advierte que EE.UU. utiliza los derechos humanos como «pretexto» para imponer sanciones contra Rusia

0
La decisión de respaldar a Moscú y denunciar públicamente a Washington se produce unos días después de que EE.UU. aprobara un proyecto presupuestario en el que se incluye para su estudio una enmienda que busca imponer sanciones contra 35 altos funcionarios, periodistas y empresarios rusos
200 años de salir adelante con optimismo

China ha criticado que Estados Unidos utilice los derechos humanos como «pretexto» para imponer sanciones, por ello, «se opone firmemente» a las nuevas sanciones del país norteamericano contra altos funcionarios rusos, propuestas por los legisladores de Washington. Así lo afirmó este lunes la portavoz del Ministerio de los Asuntos Exteriores de China, Hua Chunying.

«Creemos que todos los países deben respetar el derecho internacional, nos oponemos al uso gratuito o a la amenaza de sanciones unilaterales, mantenemos que todos los países deben resolver sus diferencias mediante negociaciones en pie de igualdad y rechazamos la emisión deliberada de ultimátum», dijo Chunying.

Debilitación del «espíritu de Ginebra»

El miércoles pasado, la Cámara de Representantes aprobó el proyecto de presupuesto para el próximo año fiscal que incluía una nueva enmienda presentada por el miembro del Partido Demócrata de Nueva Jersey, Tom Malinowski.

La iniciativa legislativa da al Gobierno un plazo de seis meses para considerar la imposición de sanciones a 35 rusos, entre los cuales se encuentran periodistas, empresarios y miembros del Gobierno ruso como el primer ministro Mijaíl Mishustin, el Ministro de Salud Mijaíl Murashko y el portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov.

La reacción de Kremlín no tardó en llegar. Así, el mismo Peskov afirmó el viernes pasado que la imposición de nuevas sanciones contra Rusia por parte de Washington sería el peor escenario para el desarrollo de las relaciones bilaterales y «socavaría significativamente el espíritu de Ginebra», refiriéndose a la cumbre de julio entre los presidentes Vladímir Putin y Joe Biden.