«Debería evolucionar hacia otro tipo de organización»: México aclara que no propone la eliminación de la OEA

0
El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, explicó que su país busca robustecer el ente hemisférico para que incluso continúe coexistiendo junto con la CELAC
200 años de salir adelante con optimismo

El canciller de México, Marcelo Ebrard, aclaró que su país no ha propuesto la eliminación de la Organización de los Estados Americanos (OEA), sino que ha planteado que el ente hemisférico evolucione y se adapte a las nuevas realidades.

Durante su comparecencia el martes ante el Senado, con motivo del análisis del Tercer Informe de Gobierno, Ebrard consideró que el modelo de la OEA «debe adaptarse a una nueva realidad geopolítica mundial» y para eso requiere «otro tipo de acuerdo entre los países de las Américas», que sea «más paritario» y «más respetuoso».

El canciller explicó que su país ha hecho este planteamiento porque el modelo de la OEA, «que ya ha sufrido cuatro reformas», aún no se adecúa a las realidades actuales. «México no ha propuesto que sea eliminada la OEA, lo que hemos dicho es que debe sustituirse la OEA por un instrumento superior», añadió y dijo que para ello, el organismo «debería evolucionar hacia otro tipo de organización».

Sobre esto, Ebrard recordó que el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha planteado la idea de que la OEA se adapte al modelo de la Unión Europea (UE), aunque reconoció que sería difícil de replicar en el continente americano porque, en primera instancia, implicaría quebrar la postura hegemónica de EE.UU.

«¿Será posible? Pues es deseable. México desea y plantea trabajar en esa dirección», resaltó el diplomático mexicano, quien aseveró no existe incompatibilidad entre la OEA y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), porque son instancias que «pueden y deben coexistir», a pesar de su heterogeneidad ideológica.

«¿Es incompatible la OEA o la que le suceda con la Celac? No. Eso se planteó desde 2010, no son incompatibles. Por lo pronto, tenemos que fortalecer nuestra comunidad», acotó Ebrard.

¿Quién se va a ocupar de nosotros?

Pero más allá de la disyuntiva sobre la OEA, Ebrard dejó claro que considera que la Celac está más ajustada a las nuevas dinámicas y necesidades de la región, al ser un bloque que defiende la paz, la integración y la cooperación, sin injerencia y con respeto a las distintas tendencias ideológicas.

Por ese motivo, planteó que la Celac podría ocuparse de los problemas que atañen a los latinoamericanos y caribeños con mirada propia, como ocurre actualmente con la pandemia del covid-19, que tiene a más de 15 países de la región con cifras que aún están por debajo del 20 % de vacunación contra el coronavirus.

«¿Quién se va a ocupar de nosotros si no somos nosotros mismos?», cuestionó Ebrard, tras hacer énfasis en el hecho de que la cumbre de la Celac, celebrada recientemente en Ciudad de México, fue la de mayor magnitud en Latinoamérica en los últimos siete años.

«No fue una cumbre de afinidades ideológicas, participaron todos los países de América Latina y el Caribe que así lo desearon y así lo resolvieron», indicó el jefe de la diplomacia mexicana, luego de recalcar que la ausencia de Colombia fue porque sus máximas autoridades se encontraban en la Asamblea General de la ONU, mientras que Brasil -que tampoco asistió- «no participa desde hace varios años» en ese foro.

Sobre la cumbre, recordó que estuvieron presentes 17 jefes de Estado, un vicepresidente, 12 cancilleres y ministros, e invitados especiales de la UE, de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), e incluso hubo intervenciones a distancia del Presidente de China, Xi Jinping, y del Secretario General de la ONU, António Guterres.