Los gobiernos miembros del CCRIF compran US$1,2 mil millones en cobertura de seguro contra el riesgo de catástrofes

0
200 años de salir adelante con optimismo

El CCRIF SPC se complace en anunciar que sus gobiernos miembros han renovado su cobertura de seguro paramétrico para ciclones tropicales, exceso de lluvia, terremotos, y el sector pesquero para el año de póliza 2022/23, que comenzó el 1o de junio de 2022. Para las pólizas de terremoto, ciclón tropical y exceso de lluvia, los miembros cedieron más de US$1,2 mil millones en cobertura – un aumento del 10% con respecto al año anterior. Trece gobiernos miembros aumentaron su cobertura, en comparación con el año de póliza 2021/22. La renovación y la demanda para una mayor cobertura por parte de los miembros muestran que los países siguen reconociendo la gran importancia de proteger financieramente sus economías contra los desastres naturales, especialmente en el contexto de la frecuencia e intensidad crecientes de las amenazas naturales.

El CCRIF continuó trabajando con los socios de desarrollo para explorar las oportunidades para apoyar a sus miembros en la retención y el aumento de cobertura. El Banco Mundial, en asociación con (i) la Unión Europea (UE) a través de su Mecanismo Regional de Creación de la Resiliencia del Caribe (CRRB), administrado por el Fondo Mundial para la Reducción de los Desastres y la Recuperación, brindó fondos de subvenciones adicionales al CCRIF SPC para apoyar a los países caribeños elegibles; y (ii) la UE, Alemania (a través del Banco de Desarrollo KfW y el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ)) y el Tesoro de los Estados Unidos (UST) a través del Programa de Aseguramiento Contra Riesgo Catastrófico en Centroamérica y el Caribe, otorgaron fondos de subvención adicionales al CCRIF SPC para apoyar a los miembros centroamericanos.

Para el año de póliza 2022/23, y gracias al apoyo de los socios de desarrollo, el CCRIF ofreció a sus miembros la opción de reducir el costo de las primas de sus pólizas o de aumentar la cobertura, o ambas cosas, en aproximadamente un 11% para las pólizas contra ciclón tropical y un 24% para las pólizas de exceso de lluvia para el Caribe y un 15 al 30% a los miembros centroamericanos. Además de este apoyo, el CCRIF brindó descuentos a sus miembros como incentivo para aumentar su cobertura, incluyendo un descuento para los miembros en cualquier aumento durante el año de póliza anterior (2021/22) para las pólizas de ciclón tropical y terremoto.

En años anteriores, el CCRIF SPC ofreció descuentos similares a sus miembros como parte de su apoyo a la respuesta de los gobiernos miembros a la pandemia de COVID-19. Por ejemplo, para los años de póliza 2020/21 y 2021/22, el CCRIF SPC, con el apoyo del CRRB de la UE y el Programa de Aseguramiento Contra Riesgo Catastrófico en Centroamérica y el Caribe, pudo brindar a los países la opción de aumentar la cobertura o reducir los pagos de primas en hasta al 23% para el Caribe y hasta el 50% para Centroamérica.

Además, el CCRIF proporciona descuentos de ventas e incentivos cada año a sus miembros, dado que opera como una compañía de seguros de desarrollo y tiene un gran interés en las ambiciones de sus miembros de promover el desarrollo sostenible, reconociendo que la cobertura de seguros paramétricos es clave para reducir la volatilidad del presupuesto después de los desastres naturales.

Además, el Banco Mundial brindó apoyo para el pago de primas a los países piloto Granada y Santa Lucía por un cuarto año para sus pólizas de COAST de 2022/23. El COAST está diseñado para apoyar al sector pesquero y a los pescadores después de desastres relacionados con el clima. El Banco Mundial ha estado prestando apoyo para el pago de primas a estos dos países desde que se introdujo el COAST en 2019.

El valor del CCRIF para sus miembros se demuestra continuamente a través de sus pagos rápidos después de los desastres naturales, lo que permite a los gobiernos abordar sus necesidades más urgentes, incluido el apoyo a las comunidades vulnerables. El CCRIF realizó pagos a tres miembros durante el año de la póliza 2021/22: un pago de US$40 millones al Gobierno de Haití después del terremoto de agosto de 2021, y pagos a Barbados después del ciclón tropical Elsa y a Trinidad y Tobago luego de las fuertes lluvias de agosto de 2021. El pago a Haití representa el pago más grande que ha hecho el CCRIF desde su creación en 2007. Desde 2007, el Mecanismo ha realizado un total de 54 pagos a 16 de sus gobiernos miembros, por un total de aproximadamente US$245 millones, todos pagados dentro de los 14 días después del evento. Según la evaluación del uso de los pagos, estos fondos han apoyado a más de 3,5 millones de las personas en el Caribe y Centroamérica y también se han utilizado para apoyar la rehabilitación de infraestructura crítica.

Los países pueden comprar pólizas con una cobertura de hasta US$150 millones por cada riesgo, aunque el espacio fiscal limitado de los países sigue restringiendo su capacidad de hacerlo y muchos no son capaces de comprar la cobertura óptima acorde con los perfiles de riesgo de sus países, incluso con los descuentos actuales.

El CCRIF se formó como el primer fondo multinacional de riesgo del mundo y fue el primer instrumento de seguro en desarrollar con éxito pólizas de seguro paramétrico para catástrofes naturales. El seguro paramétrico proporcionado por el CCRIF es uno de un conjunto de instrumentos de financiación del riesgo de desastres disponibles para que los gobiernos se protejan financieramente después de los desastres naturales. El seguro paramétrico del CCRIF fue diseñado específicamente para cubrir eventos de alta intensidad y baja frecuencia y para proporcionar liquidez rápida dentro de los 14 días posteriores a un evento si se activa una póliza. El seguro del CCRIF llena la brecha de liquidez, ese espacio que se encuentra entre el acceso de un país a suministros a corto plazo inmediatamente después de un desastre natural y antes de que comience la asistencia de reconstrucción y redesarrollo a largo plazo. Esto significa que el CCRIF no fue diseñado para cubrir todas las pérdidas sobre el terreno, sino para proporcionar a los países una inyección rápida de recursos monetarios para satisfacer las necesidades inmediatas de un país y apoyar a los más vulnerables.

Los debates internacionales sobre la recuperación sostenible post-COVID hacen un llamamiento para la inversión en los pequeños estados insulares en desarrollo en una gama de soluciones e instrumentos de financiación del riesgo de desastres, como el seguro paramétrico, y alientan a los gobiernos a ejecutar, en colaboración con socios de los sectores público y privado, otros tipos de mecanismos de seguro para los grupos vulnerables. El CCRIF apoya este enfoque y actualmente lidera la fase de transición del Proyecto de Adaptación al Riesgo Climático y Seguros en el Caribe (CRAIC) y trabaja junto con la Iniciativa de Seguro Climático de Munich, la Facilidad del Impacto de Seguro de la OIT, y Guardian General Insurance Ltd. para aumentar el acceso a la póliza de protección de medios de vida (LPP), un producto de microseguro que fue diseñado para proteger los medios de subsistencia de personas vulnerables de bajos ingresos al proporcionar pagos rápidos en efectivo después de eventos climáticos extremos. Además, el CCRIF continúa con el lanzamiento del producto de COAST para el sector pesquero, que fue detenido por la pandemia de COVID-19. El CCRIF continúa expandiendo sus productos y continúa trabajando con la Corporación de Servicios de Electricidad del Caribe (CARILEC) para el lanzamiento de su producto de servicios de electricidad.