El celular se convierte en el centro del ocio digital

0

Su condición como herramienta que siempre nos acompaña, sumada a los avances tecnológicos, lo han apuntalado como recurso principal en el ocio

El celular se convierte en el centro del ocio digital
Hoy podemos decir que el celular es el dispositivo más importante del ocio digital.
200 años de salir adelante con optimismo

Si bien el ocio digital lleva ya algunas décadas con nosotros, el peso específico del dispositivo móvil se ha acrecentado en los últimos años, hasta ser el núcleo de estas actividades relacionadas con el tiempo libre y los descansos del trabajo. Los avances tecnológicos han abierto posibilidades que no permitían a este aparato, que va siempre con su dueño, llegar a todo su potencial. Y aunque la evolución continúa, hoy ya podemos decir que el celular es el dispositivo más importante del ocio digital.

Videojuegos y su tendencia al Smartphone

El mundo de los videojuegos siempre ha sido uno de los puntales del ocio digital. No obstante, era un terreno reservado, principalmente, para las computadoras y las consolas. Los juegos para celular tenían un papel más secundario, debido a su simplicidad gráfica y de funcionamiento. Todo ha cambiado con la evolución de los dispositivos móviles, que han llevado a estos aparatos a conseguir unas prestaciones de gran calidad, como de gran calidad son ahora los títulos que se lanzan para este entorno. Por un lado están las producciones desarrolladas directamente para este contexto, como Genshin Impact, un caso paradigmático de trabajo gráfico y animación que marca la diferencia entre pasado y presente de juegos para celular. Por otro, las adaptaciones de títulos clásicos a este formato, como son League of Legends: Wild Rift, del laureado LOL, o COD Mobile y Diablo Inmortal, versiones de las grandes sagas de “shooters” históricos.

Un dato que ejemplifica bien el peso que está adquiriendo el celular en el mundo de los videojuegos es el de las audiencias de los eSports, la versión competitiva de estos entretenimientos. El pasado año 2021 el título Free Fire, con su campeonato “Free Fire World Series Singapore 2021”, alcanzó la cifra de 5,41 millones de espectadores simultáneos, convirtiéndose en el número uno de los deportes electrónicos en este parámetro. Eso sin contar su reflejo en otros medios como las redes sociales o las visitas a los portales de pronósticos para realizar apuestas a este y otros eventos de Free Fire que están ganado peso frente a opciones para computador, como League of Legends o Dota 2.

Una comunicación cada vez menos presencial

La comunicación también ha sufrido un importante cambio de paradigma con los celulares. Y no se trata sólo de su aparición y la posibilidad de realizar llamadas desde cualquier lugar, sino de algo más reciente en el tiempo: la llegada de los Smartphones y, con él, las plataformas de mensajería instantánea que han transformado la forma de estar en contacto con amigos, familia e incluso, clientes y empresas. Hoy, los mensajes cortos, acompañados de imágenes, videos, audios o la ubicación forman parte indispensable del día a día de las personas y de su ocio, pues la comunicación con los grupos de amigos está muy centrada en estas posibilidades.

El celular se convierte en el centro del ocio digital
Hoy podemos decir que el celular es el dispositivo más importante del ocio digital.

Aunque también existe una forma de comunicación más masiva, de la persona al mundo o, como mínimo, a su mundo: las redes sociales. Fecebook abrió la puerta a contactar con antiguos conocidos y amigos y mantener el contacto en la distancia. Pero Twitter, a nivel de expresar opiniones, y sobre todo, hoy, Instagram o TikTok, para compartir con los demás tu propia vida y actividad, son una de las formas modernas de interrelacionarse y que mayor peso tienen entre las generaciones jóvenes. Y no tan jóvenes.

Informarse y consumir contenidos a la carta

Ver, aprender, consultar, … Los libros, los discos, los dvd y otras tantas herramientas han quedado relegadas a un segundo plano gracias a internet. Y hoy la red se consulta, sobretodo, en el celular. No se trata sólo de leer los diarios o ver los tutoriales en streaming. Las series, las películas o la música se encuentran a disposición del usuario en las plataformas de contenidos, como Netflix, HBO Max, en Spotify, pero también en YouTube (entre sus muchos usos). Las retransmisiones pueden seguirse en Twitch, la información en Twitter, las consultas se aglutinan en Wikipedia… Y así podríamos continuar. Todo un universo en la palma de la mano, en una sola herramienta: el celular.

Los comercios de alquiler de videos han sucumbido ante los catálogos de unas plataformas de las que cada vez hay más oferta. Las tiendas de Cd´s no pudieron aguantar la irrupción del mp3 y, menos aún, de la opción de encontrar toda la música en un solo dispositivo. Nuevas posibilidades aportan nuevos usos y costumbres. Y lo cómodo y asequible marca el paso de esta nueva tendencia. El celular seguirá avanzando y su centralidad será, probablemente, aún más notoria.