LA JORNADA

Crean una nueva forma de hielo salado que podría explicar el misterio de una luna de Júpiter

“Tiene la estructura que los científicos planetarios han estado esperando”, comentó el autor principal del estudio

Crean una nueva forma de hielo salado que podría explicar el misterio de una luna de Júpiter
La luna Europa, de Júpiter.
PandorumBS / Legion-Media

Científicos dirigidos por la Universidad de Washington (UW), EE.UU., creen haber resuelto el misterio de la composición química intrigante de las rayas rojas que se entrecruzan en la superficie de Europa, una de las lunas de Júpiter, pues no coincide con ninguna sustancia conocida en la Tierra. Los investigadores crearon un nuevo tipo de cristal sólido (hielo salado o hidrato) que se forma cuando el agua y la sal común se combinan en condiciones de frío y alta presión. Consideran que este hidrato podría formarse en la superficie y el fondo de los océanos profundos de este mundo y explicaría esta incógnita, comunicaron este lunes.

Leer más: Develan el secreto del apretón de manos entre chimpancés al acicalarse

Los nuevos hidratos

El único hidrato previamente conocido para el cloruro de sodio (sal común) era una estructura simple con una molécula de sal por cada dos moléculas de agua. Pero los dos nuevos hidratos, que se encuentran a presiones extremas y temperaturas bajas, son notablemente diferentes. Uno tiene dos cloruros de sodio por cada 17 moléculas de agua; mientras el otro tiene un cloruro de sodio por cada 13 moléculas de agua.

Crean una nueva forma de hielo salado que podría explicar el misterio de una luna de Júpiter
Los investigadores descubrieron dos nuevos cristales hechos de agua y sal de mesa a bajas temperaturas, por debajo de menos 50 °C.
Baptiste Journaux/University of Washington

“Tiene la estructura que los científicos planetarios han estado esperando”, comentó el autor principal del estudio, Baptiste Journaux, profesor de la UW. Esto explicaría por qué las rayas de la superficie de Europa son más “acuosas” de lo esperado. El descubrimiento de nuevos tipos de hielo salado tiene importancia no solo para la ciencia planetaria, “sino también para la química física e incluso para la investigación energética, que utiliza hidratos para almacenar energía”, subrayó Journaux. “Es raro hoy en día tener descubrimientos fundamentales en la ciencia”, enfatizó.

Leer más: Identifican una nueva clase de asteroides ricos en agua

“La sal y el agua son muy conocidas en las condiciones de la Tierra. Pero más allá de eso, estamos totalmente a oscuras. Y ahora tenemos estos objetos planetarios que probablemente tienen compuestos que nos son muy familiares, pero en condiciones muy exóticas. Tenemos que rehacer toda la ciencia mineralógica fundamental que la gente hizo en el siglo XIX, pero a alta presión y baja temperatura. Es un momento emocionante”, agregó el autor.

Un hallazgo fortuito

“Estábamos tratando de medir cómo la adición de sal cambiaría la cantidad de hielo que podríamos obtener, ya que la sal actúa como anticongelante”, dijo Baptiste. “Sorprendentemente, cuando presionamos, lo que vimos es que estos cristales que no esperábamos comenzaron a crecer. Fue un descubrimiento muy fortuito”, subrayó.

Leer más: Hallan una misteriosa bola de hierro de color anaranjado en la costa de Japón

Una de las dos estructuras permaneció estable incluso después de que se liberara la presión. “Determinamos que permanece estable a presión estándar hasta aproximadamente 50 °C bajo cero. Tales condiciones frías y de alta presión (de hasta 25.000 veces la presión atmosférica estándar) creadas en el laboratorio serían comunes en las lunas de Júpiter. “La presión solo acerca las moléculas […], ese es el motor principal para la diversidad en las estructuras cristalinas que encontramos”, destacó Journaux.

Buscando vida en nuestro sistema solar

Las lunas heladas de Júpiter y Saturno, “son los únicos cuerpos planetarios, además de la Tierra, donde el agua líquida es estable en escalas de tiempo geológicas, lo cual es crucial para el surgimiento y desarrollo de la vida”, remarcó Journaux. “Son, en mi opinión, el mejor lugar en nuestro sistema solar para descubrir vida extraterrestre, por lo que necesitamos estudiar sus exóticos océanos e interiores para comprender mejor cómo se formaron, evolucionaron y pueden retener agua líquida en regiones frías del sistema solar, tan lejos del Sol”. El estudio se publicará en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Leer más: Encuentran en China un inodoro con descarga de agua de hace más de 2.200 años

Artículos Relacionados

Estudio revela los peligros de una dieta rica en mariscos

Redaccion Central

¿Puede el ejercicio revertir el envejecimiento?

Redaccion Central

El embarazo acelera el ‘reloj biológico’ de las mujeres

Redaccion Central

Descubren un gusano marino con ojos gigantes que usaría para un lenguaje ‘secreto’

Redaccion Central

Científicos argentinos descubren un nuevo titanosaurio en la Patagonia

Redaccion Central

EE.UU. realiza un experimento climático secreto

Redaccion Central