LA JORNADA

Desarrollarán un observatorio espacial para detectar asteroides peligrosos cerca del Sol

Gracias a que cuenta con dos detectores infrarrojos, los astrónomos podrán identificar cuerpos celestes rocosos a través del calor que emiten

Desarrollarán un observatorio espacial para detectar asteroides peligrosos cerca del Sol
NEOMIR estará equipada con un telescopio de medio metro y con un gran plano focal, así como con dos detectores infrarrojos que operan en el rango de longitud de onda de 5 a 10 micrómetros.

La Agencia Espacial Europea (ESA) anunció que desarrollará un observatorio orbital que funcionará como un sistema de alerta temprana para la detección de asteroides de gran tamaño que se aproximen a la Tierra desde la dirección del Sol.

Los astrónomos pueden visualizar asteroides desde nuestro planeta debido a que reflejan la luz solar. Sin embargo, a medida que se acercan a la estrella, estos cuerpos celestes rocosos llegan a ser imperceptibles para los instrumentos ópticos terrestres, puesto que el resplandor solar termina por opacarlos.

Leer más: Hallan una misteriosa bola de hierro de color anaranjado en la costa de Japón

Esta situación condujo a los científicos de ESA a diseñar la misión NEOMIR, que orbitará en el primer punto de Lagrange (L1), ubicado entre el Sol y la Tierra. Esta posición es ideal para realizar observaciones con dirección hacia el astro, aumentando de esta manera la capacidad de detección de asteroides peligrosos.

NEOMIR estará equipada con un telescopio de medio metro y con un gran plano focal, así como con dos detectores infrarrojos que operan en el rango de longitud de onda de 5 a 10 micrómetros.

Leer más: Crean una nueva forma de hielo salado que podría explicar el misterio de una luna de Júpiter

Según la ESA, esta tecnología permitirá a los especialistas identificar objetos rocosos mediante el calor que emitan, ya que este tipo de energía no es suprimida por la luz del Sol. Además, señaló que el observatorio orbital podrá ver a detalle la emisión térmica de los asteroides, a pesar de que esta es absorbida por la atmósfera terrestre.

Se espera que los cuerpos rocosos que midan 20 metros o más sean localizados por NEOMIR al menos con tres semanas de anticipación antes de que se aproximen a la Tierra. Está previsto que la misión sea lanzada en 2030 desde el puerto espacial europeo en la Guyana Francesa por medio de un cohete Ariane 6-2.

Actualmente, la NASA está desarrollando un telescopio espacial infrarrojo análogo al NEOMIR, denominado NEO Surveyor, que se planea que sea puesto en órbita en 2028.

Leer más: Identifican una nueva clase de asteroides ricos en agua

Artículos Relacionados

Este truco podría ayudar a conciliar el sueño rápidamente

Redaccion Central

La peor tormenta geomagnética en 165 años podría golpear la Tierra y provocar una seria catástrofe

Redaccion Central

Sonda de la NASA capta una pequeña luna de Júpiter

Redaccion Central

El descubrimiento de un ‘fallo cósmico’ en la gravedad desafía la mayor teoría de Einstein

Redaccion Central

Científicos chinos encuentran un método para producir en masa chips que EE.UU. no podrá sancionar

Redaccion Central

Descubren un secreto ‘extremo’ para superar la esperanza de vida

Redaccion Central