Tributo en Nicaragua al Santo más diminuto de América Santo Domingo de Guzmán

0
200 años de salir adelante con optimismo

IMG_20160801_070601

A las 6 de la mañana de hoy salió de la iglesia de Las Sierritas de Managua, el santito, Santo Domingo de Guzmán, la diminuta imagen que representa la figura de la evangelización católica y difusor del Santo Rosario, según afirman fuentes de la iglesia. La misa inició a las 5 de la mañana y fue transmitida por medios de comunicación sociales estatales y privados. Es la imagen más pequeña de los santos del mundo que solamente está en Nicaragua, Centroamérica y que mueve miles de devotos, miles de multitudes que se agruparon desde anoche en la vigilia y coloquio que se realiza alrededor de la iglesia de Santo Domingo de Las sierritas. El santito apenas mide 18 centímetros y es seguido por miles de devotos.

Fue encontrado en el año 1885 por el campesino Vicente Aburto. La ciudad se paraliza y es la continuidad de la tradición de adoración del Dios Xoloxt de los indígenas que bajaban de las montañas a las riberas del lago, para agradecer por las cosechas, según dijo en una ocasión el historiador José Floripe Fajardo en una emisora local.

Es un santito popular que en otros lugares como en Oaxaca, México es el santo de la minoría pero con devotos, entre los que tienen dinero. En Nicaragua “Minguito” tiene arraigo entre los pobladores de las clases populares. Es un santo de la Religiosidad Popular como lo llamó el Sacerdote Jesuita de origen español, Ignacio de Pinedo. Lo adoran todos los estratos sociales pero también es amado por las clases populares que le dedican más tiempo . El santito, Santo Domingo de Guzmán, salió de las sierritas a Managua, la capital de Nicaragua en Centroamérica en manos de sus cargadores tradicionales.

Permanecerá 10 días en la otra iglesia. El lema de la iglesia católica con motivo de las festividades de este año 2016, según dijo el cura párroco de la iglesia de Las Sierritas, Boanerges Carballo es : Santo Domingo de Guzmán camina y anuncia la Misericordia.

1 COMENTARIO