Muere jugador de las Grandes Ligas de los Marlins de Miami: José Fernández

0
José Fernández era un cubano que escapó de su isla caribeña en barco. Superó los grandes riesgos pero murió en un accidente de lancha la madrugada del domingo.

3

Ha muerto el lanzador derecho de los Marlins de Miami, José Fernández, en un accidente en bote en horas de la madrugada de ayer domingo. El destacado deportista tenía apenas 24 años de edad, era uno de las grandes estrellas del béisbol de Grandes Ligas.

Los Marlins hicieron el anuncio de la muerte de Fernández, y la Guardia Costera de Estados Unidos fue la entidad que confirmó el hecho donde Fernández fue una de las tres personas que mueren, en cuanto su bote chocó contra un rompeolas en Miami Beach.

A los medios internacionales de prensa el suboficial de marina Nyxolyno Cangemi, que la patrulla de la Guardia Costera miró el bote volcado a eso de las 3:30am, bastante cerca un rompeolas en la zona de Government Cut. Los cadáveres fueron rescatados horas después.

«Tristemente, las luces más brillantes son las que se extinguen más rápido», lamentó el dueño de los Marlins Jeffrey Loria. «José nos ha dejado prematuramente, pero su recuerdo perdurará en todos nosotros. En este momento difícil, nuestras plegarias van con su madre, abuela, familia y amigos».

«Fue una de las grandes estrellas jóvenes de nuestro deporte que tuvo un impacto dramático dentro y fuera del terreno desde su debut en 2013», declaró el comisionado de Grandes Ligas, Rob Manfred.

Por su parte Tony Clark, director ejecutivo de la Asociación de Peloteros de Grandes Ligas, subrayó que «José fue un joven excepcional y un atleta dotado de un tremendo talento, quien, apenas a los 24 años, se había establecido como de una de las máximas y más brillantes estrellas».

Fernández iba en un yate de 10 metros (32 pies) de longitud que sufrió un «severo impacto» contra este rompeolas, indicó Lorenzo Veloz, de la Comisión de Conservación. El bote volcado estuvo en el agua por varias horas en horas de la madrugada del domingo, con su motor sumergido parcialmente y la punta hacia arriba, con los escombros destruidos en las rocas. Después, el bote fue retirado del sitio.

«Parece que la velocidad fue un factor debido al impacto y lo fuerte del mismo», agregó Veloz. «Parece que viajaban a toda velocidad cuando se toparon con el rompeolas, y el accidente se produjo».