OMS: Reabrir con responsabilidad para evitar el “desastre”

0
La crisis del coronavirus no obligó al gobierno de Nicaragua a tomar medidas drásticas
200 años de salir adelante con optimismo

La Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtió a las naciones que reabrir sin un detallado control, sería una “receta para el desastre”, por la facilidad que tiene el virus para propagarse. Además, porque puede ser letal para las personas de todas las edades.

En Nicaragua, aunque el gobierno, no adoptó medidas de confinamientos para evitar el colapso del sistema de salud frente al contagio del Covid-19, la empresa privada como los centros de recreación decidieron cerrar sus puertas durante cinco meses, pero este fin de semana una de las cadenas de cine más importantes, decidió abrir operaciones bajo medidas de seguridad.

Tedros Adhanom Gebreyesus, resaltó en su acostumbras conferencia que la OMS “entiende”, a las personas su interés de retomar sus vidas, así como los países quieren que sus economías vuelvan a funcionar.

“Eso es lo que también quiere la OMS. Los pedidos para quedarse en casa y otras restricciones son algo que algunos países sintieron que debían hacer para aliviar la presión sobre sus sistemas de salud. Pero se han cobrado un alto precio en los medios de vida, las economías y la salud mental”, declaró.

El funcionario también remarcó que ningún país puede “fingir”, que la pandemia terminó y quienes decidan abrir su económica, “deben tomar en serio la supresión de la transmisión y la importancia de salvar vidas”.

Adhanom, destacó que “esto (de reabrir) puede parecer un equilibrio imposible, pero no lo es, se puede hacer y se ha hecho. Pero solo se puede conseguir si los países tienen el control de la transmisión, cuanto más control tengan sobre el virus, más se pueden abrir. Reabrir sin tener el control es una receta para el desastre”, dijo.

Pese a la advertencia a OMS también brindó consejos de cómo los países, comunidades, e individuos deben hacer para obtener el control sobre la enfermedad, los cuales son:

Evitar concentración de personas

“El COVID-19 se propaga de manera muy eficiente entre grupos de personas. En muchos países, hemos visto brotes masivos relacionados con reuniones de personas en estadios, clubes nocturnos, lugares de culto y otras multitudes”, expresó Tedros.

El experto aseguró que prevenir este tipo de eventos que expanden el virus es esencial, pero que sí se pueden realizar reuniones de manera segura en algunos lugares.

En Nicaragua cada fin de semana puede apreciarse bares llenos de clientes, quienes no se observa toman las medidas de prevención, menos la del distanciamiento social.

Proteger al sector vulnerable

Para la OMS es crítico reducir las muertes protegiendo a los grupos vulnerables, incluidas las personas mayores y quienes sufren de una condición de salud, “los países que hacen esto bien pueden hacer frente a bajos niveles de transmisión a medida que se abren”, explicó Adhanom.

Al proteger a quienes están en mayor riesgo, los países pueden salvar vidas, evitar que las personas se enfermen gravemente y aliviar la presión sobre sus sistemas de salud.

En el país diferentes negocios han optado en abrir sus establecimientos para atender exclusivamente a las personas de la tercera edad, asimismo ofrecen opciones como entrega delivery o pick up para evitar el contacto y aglutinamiento.

Responsabilidad individual

Las personas deben desempeñar su papel tomando las medidas que está comprobado que funcionan para protegerse a sí mismas y a los demás: mantenerse al menos a un metro de distancia de los demás, lavarse las manos con regularidad, practicar la etiqueta respiratoria de cubrirse al toser y estornudar y usar una mascarilla.

“Evite las «tres C»: espacios cerrados, lugares concurridos y entornos de contacto cercano”, explicó Adhanom.

En las calles de la capital en su mayoría existen personas que portan adecuadamente su mascarilla, sin embargo, persisten ciudadanos que no toman medidas de prevención.

Fuentes oficiales registran un total de 4.494 contagios y 137 muertos por coronavirus, pero el observatorio ciudadano, una red de médicos independientes, cuantifica 9.998 casos y 2.680 muertes sospechosas.