Condenado en EE. UU. un empresario que facilitó vuelos chárter a Maduro

0
Como director a cargo del American Charter Services, Víctor Mones Coro sirvió vuelos privados a altos funcionarios cercanos al mandatario venezolano en medio de la campaña electoral de 2018
La compañía American Charter Services, un servicio chárter de lujo en Florida, Estados Unidos, no actualiza su información en Facebook desde 2019. Foto tomada del Facebook de ACS.

Un jurado de Nueva York sentenció a cuatro años y medio de cárcel a un empresario que proporcionó vuelos chárter al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y a algunos de sus más cercanos colaboradores durante la campaña electoral de 2018.

El Departamento de Justicia informó el miércoles que Víctor Mones Coro, residente del estado de Florida y a cargo de la empresa American Charter Services, “proporcionó millones de dólares en servicios de vuelos chárter” al exvicepresidente Tareck El Aissami -sobre quien pesa una recompensa de cinco millones de dólares-, a Samark Lopez Bello, al presidente de la Corte Suprema de Venezuela, Maikel Moreno, y a «la campaña presidencial 2018 de Nicolás Maduro”.

En un comunicado la judicatura estadounidense argumentó que “estos servicios de vuelo violaron las sanciones impuestas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de EE. UU. (OFAC, por sus siglas en inglés) de conformidad con la Ley de designación de cabecillas de narcóticos extranjeros”.

En ese sentido, Audrey Strauss, fiscal de Manhattan, dijo que la sentencia contra Mones Coro es un escarmiento al tiempo que un anuncio: “procesaremos enérgicamente a los infractores de las sanciones para proteger nuestra seguridad nacional».

Según un inventario de acciones, Mones Coro brindó servicios de viajes privados a El Aissami y López Bello entre 2017 y 2019, señalados por la OFAC “como narcotraficantes especialmente designados de conformidad con la Ley Kingpin”, usada para sancionar a funcionarios relacionados con delitos de narcotráfico.

En su modus operandi, el hoy condenado Mones Coro buscó enriquecerse brindando servicios aéreos también al presidente de la Corte Suprema de Venezuela, Maikel Moreno, otro sancionado por EE. UU.

Para llevar a cabo sus acciones, el implicado y sus asociados “usaron nombres en clave, falsificaron manifiestos de vuelo y facturas”, y además se valieron de aplicaciones de mensajería encriptada para enviar dinero en efectivo a Estados Unidos desde Venezuela”, indica el reporte.

“Mones Coro perpetró estos crímenes en un momento en que Estados Unidos y sus aliados estaban comprometidos en el trance crucial de privar a Venezuela y a su liderazgo de recursos por sus actividades malignas, antidemocráticas y mortales, incluida su represión sistemática y muchas veces fatal de activistas, su subversión de las instituciones democráticas venezolanas y su saqueo corrupto de los recursos naturales de Venezuela”, observó el tribunal.

Como medida accesoria a los cuatro años y medio de encarcelamiento el acusado está obligado a cumplir dos años de libertad supervisada y pagar una multa de 250.000 dólares.