Biden aumentará el número de visas para trabajadores temporales extranjeros

0
Además de las 66.000 visas para trabajadores temporales extranjeros, la administración del presidente Joe Biden emitirá un total de 22.000 visas adicionales, 6.000 de ellas reservadas para personas del Triángulo del Norte

La administración del presidente Joe Biden anunció el martes un aumento en la cantidad de trabajadores temporales a los que se les permitirá trabajar en Estados Unidos este año a medida que la economía estadounidense se recupere de la pandemia.

El Departamento de Seguridad Nacional dijo que EE. UU. aprobaría 22.000 visas H2-B adicionales para trabajadores no agrícolas estacionales además del límite anual de 66.000 establecido por el Congreso. Citó una mayor demanda de los empleadores, con la cantidad de personas que buscan beneficios por desempleo en el punto más bajo desde el brote de COVID-19.

El programa H2-B cuenta con apoyo bipartidista en el Congreso y con empresas de todo el país, aunque los opositores a la inmigración lo describen como algo que quita puestos de trabajo a los estadounidenses. Estas visas se utilizan habitualmente para cubrir puestos de trabajo en jardinería, construcción, hoteles y restaurantes, así como en plantas procesadoras de carne y mariscos y parques de atracciones.

Los empleadores deben demostrar que intentaron reclutar trabajadores estadounidenses y luego certificar que sufrirán un «daño irreparable» sin un trabajador temporal extranjero para calificar para el programa, dijo el DHS en un comunicado anunciando el aumento suplementario.

El año pasado, el presidente Donald Trump autorizó 35.000 visas H-2B adicionales por encima del límite anual. Pero luego, tres meses después, detuvo los programas de trabajadores extranjeros para preservar los empleos en Estados Unidos durante la pandemia bajo una orden ejecutiva. Biden dejó que esa orden expirara.

Estados Unidos reservará 6.000 visas para personas de los países del Triángulo Norte, donde los problemas económicos y sociales de larga data se deterioraron aún más debido a la pandemia y dos huracanes que azotaron la región.

Las personas de los países del Triángulo Norte de Honduras, El Salvador y Guatemala constituyeron casi la mitad de los migrantes detenidos en la frontera suroeste de Estados Unidos el mes pasado, parte de un aumento que se ha convertido en una prueba temprana para Biden.

El secretario del DHS, Alejandro Mayorkas, dijo que reservar las 6.000 visas para los centroamericanos refleja el objetivo de la administración de «expandir las vías legales de oportunidades en los Estados Unidos» para las personas de los países del Triángulo Norte.

El martes en la ONU, la embajadora de Estados Unidos, Linda Thomas-Greenfield, describió planes para proporcionar ayuda humanitaria adicional a la región y para trabajar con otras naciones y el sector privado para ayudar a modernizar los países. Señaló que al menos 5 millones de personas en Centroamérica no tienen suficiente comida.

«Necesitan seguridad, oportunidades económicas y acceso a alimentos para alimentar a sus familias», dijo Thomas-Greenfield. «Eso es lo que los está alejando de sus hogares. Así que, en última instancia, eso es lo que debemos abordar».