Rechazo internacional a la orden de arresto contra Cristiana Chamorro en Nicaragua

0
El secretario de Estado de EE. UU. se refirió al «temor» del presidente Ortega «a unas elecciones libres y justas». Organismos tanto dentro como fuera de Nicaragua denuncian y condenan la forma en que está procediendo el Gobierno
Una línea de policías antidisturbios monta guardia frente a la casa de Cristiana Chamorro, exdirectora de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro y candidata presidencial, en Managua, el 2 de junio de 2021.

Luego de darse a conocer la noticia sobre la orden de captura y el allanamiento de la vivienda de la líder opositora y aspirante a la presidencia, Cristiana Chamorro, por parte del Ministerio Público de Nicaragua, organismos internacionales reaccionaron rechazando la medida.

A través de un comunicado, la secretaría general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) informó que “rechazaba” la inhabilitación de la candidatura política de Chamorro y aseveró que la acción es un “nuevo atentado a la democracia” que imposibilita aún más la existencia de elecciones libres, justas y transparentes en el país.

El organismo señaló que las acciones «restan toda credibilidad política al Gobierno y a los organizadores del proceso electoral”.

La OEA denunció que la utilización del “Ministerio Público, las medidas cautelares y pre cautelares, el manejo politizado de la justicia y la proscripción de facto de candidatos” violan la Carta Democrática Interamericana del organismo, así como de los instrumentos en materia de derechos humanos y de pactos internacionales de los cuales Nicaragua es parte.

El «temor» a unas elecciones «libres y justas»

Por su pare el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, reaccionó a la solicitud de inhibición de cargos públicos de Chamorro en su cuenta de Twitter, afirmando que “prohibir arbitrariamente a la líder de la oposición @chamorrocris refleja el temor de Ortega a unas elecciones libres y justas. Los nicaragüenses merecen una democracia real”.

Desde Costa Rica, donde se encuentra en una visita de dos días, un día antes, Blinken también había lamentado, las políticas represivas que viven algunos países de la región.

«Vemos esto en la erogación de la independencia judicial, las medidas represivas sobre medios independientes y ONG’s, la prohibición de la oposición política (…) y el sofocamiento de las labores contra la corrupción», dijo el secretario.

Otro organismo que reaccionó por la orden de detención contra Chamorro fue la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), institución que denunció el hecho.

Denuncia similar hizo el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH).

Pronunciamiento de SIP

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ha expresado su “profunda preocupación” ante la orden de allanamiento y detención a Cristiana Chamorro en su residencia de Managua, en Nicaragua.

«Aunque solemos ser muy cautelosos con las decisiones judiciales, en este caso se hace evidente que está siendo una decisión arbitraria. Estamos muy preocupados por el rumbo que está tomando Nicaragua”, expresó Carlos Jornet, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP en declaraciones a la Voz de América minutos después de conocerse los hechos en el país centroamericano.

Con todo, advirtió que esta situación puede agravarse con los medios independientes en Nicaragua en los próximos meses, a medida que se acercan al 7 de noviembre, la fecha en la que está previsto que se celebren las elecciones presidenciales.

A pesar de que organismos como la Organización de Estados Americanos (OEA) instaron al actual gobierno a impulsar una reforma electoral que asegurara la celebración de unos “comicios libres y transparentes” con la participación de partidos de la oposición, lo cierto es que el ejecutivo hizo caso omiso y no ha llevado a cabo ningún tipo de cambio al respecto, lo que ha provocado el rechazo de la comunidad internacional.

“La situación puede ponerse peor ya que en noviembre hay unas elecciones y cada vez hay más presión a la prensa para evitar que ejerzan su labor libremente”, agregó Jornet. En esa línea, además, lamentó que este tipo de acciones se hacen con el objetivo de “acallar” a los profesionales del periodismo y “consolidar un poder político autoritario”.

“Hay una persistente agresividad contra la prensa crítica y lo que busca, de algún modo, es consolidar un poder político autoritario intolerante contra cualquier disidencia”, denunció.

Jornet, cuya misión en la SIP es velar por los derechos y libertades de los periodistas en las Américas, considera que “se han violado una serie de normas y principios” que se contemplan en la declaración sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al tomar esta serie de “represalias” contra la prensa en Nicaragua.

“[En esa declaración] se prohíbe expresamente la utilización del poder del estado para presionar a los medios”, agregó el portavoz de la organización.

Chamorro es hija de Violeta Chamorro, quien se convirtió en presidenta de Nicaragua en las elecciones de 1990, derrocando al actual presidente Ortega después de su primer período en el poder.