«No han recibido la atención que merecen»: La OPS alerta que 1,9 millones de niños y adolescentes se infectaron de covid-19 en América

0
La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, informó que cada vez hay más hospitalizaciones de niños
200 años de salir adelante con optimismo

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, informó este miércoles que más de 1,9 millones de niños y adolescentes se infectaron de covid-19 en 2021 en el continente americano, frente a los 1,5 millones del año pasado.

«Es un grupo cuyas necesidades no han recibido la atención que merecen», comentó Etienne en una rueda de prensa a través de internet.

Asimismo, destacó que «a medida que hay un mayor número los adultos que reciben las vacunas contra el coronavirus», los niños cada vez «representan un porcentaje más grande de hospitalizaciones por covid-19 e incluso de muertes».

Porque los niños y los jóvenes -dijo- también se enfrentan a un riesgo importante de enfermedades a raíz del covid-19. «La pandemia les está afectando a la salud de otras maneras. Los niños de nuestra región están perdiendo los controles anuales, así como las vacunaciones sistemáticas debido a las perturbaciones generadas en los servicios sanitarios», alertó.

«Proteger y apoyar»

Además, explicó que la mitad de los jóvenes han vivido situaciones de «mayor estrés y ansiedad» durante la pandemia, pero «los servicios de salud mental y apoyo siguen estando fuera del alcance de muchos».

Por otro lado, recalcó que los confinamientos y las perturbaciones económicas «han aumentado el riesgo de violencia doméstica y para muchos niños los hogares no son lugares seguros», por lo que instó a los Estados a garantizarles el apoyo a los menores de edad y a sus cuidadores.

Asimismo, recordó que los expertos están de acuerdo en que la pandemia ha desencadenado «la peor crisis educativa» que se haya visto en América. «Hoy en día, los niños y adolescentes de nuestra región corren el riesgo de convertirse en la generación que perdió las oportunidades de salud, educación y sociales que necesitaban para alcanzar su máximo potencial», aseveró.