Reportan casos de ‘síndrome de La Habana’ en la Embajada de EE.UU. en Colombia en vísperas de la visita de Blinken

0
El personal de la legación diplomática fue alertado inicialmente sobre «un incidente de salud inexplicable» por correo electrónico a mediados de septiembre
200 años de salir adelante con optimismo

La Embajada de EE.UU. en Bogotá (Colombia) está investigando las denuncias de varios miembros de su personal sobre el polémico ‘síndrome de La Habana’, pues al menos cinco familias estadounidenses habrían presentado recientemente síntomas que se relacionan con esta condición, según un reporte publicado este martes por The Wall Street Journal.

El personal de la legación diplomática fue alertado inicialmente por correo electrónico sobre «un incidente de salud inexplicable» ocurrido a mediados de septiembre. Más tarde, el 1 de octubre, se informó que la oficina de seguridad regional estaba investigando «incidentes de salud anómalos adicionales».

Estos casos se producen apenas días antes de la visita del secretario estadounidense de Estado, Antony Blinken, a la Embajada y poco después de que el presidente Joe Biden suscribiera una ley que tiene como objetivo proporcionar ayudas económicas a los afectados por el síndrome.

El ‘síndrome de La Habana’ recibió su nombre de los primeros casos que se reportaron en la Embajada de EE.UU. en La Habana (Cuba) en 2016. En los siguientes dos años, 26 funcionarios y diplomáticos de EE.UU. y 14 de Canadá dijeron sufrir síntomas como mareos, dolores de cabeza y falta de capacidad de concentración.

Debido a ello, las embajadas de ambos países norteamericanos redujeron al mínimo su personal. En el caso de EE.UU., algunas autoridades de ese país advirtieron de la existencia de «ataques» acústicos, lo que tensó las ya de por sí complejas relaciones bilaterales.

Este 30 de septiembre fue publicado por el medio de comunicación Buzzfeed News un documento desclasificado del Departamento de Estado de EE.UU. en el que se considera muy poco probable que los causantes del ‘síndrome de La Habana’ fueran microondas o rayos de ultrasonido y apunta a que los ruidos habrían sido causados, probablemente, por grillos.

Aunque el documento no concluye con certeza qué pudo causar dichos síntomas, sí destaca que la psicología de masas podría haber contribuido a la denuncia de los funcionarios.