Encuentran el cuerpo sin vida de una psicóloga desaparecida en Colombia en extrañas circunstancias

0

El principal sospechoso del caso es el cuñado de la mujer, que fue arrestado el pasado 14 de junio

Encuentran el cuerpo sin vida de una psicóloga desaparecida en Colombia en extrañas circunstancias
Criminalistas del CTI inspeccionan el lugar donde fue hallado el cuerpo de la psicóloga Adriana Pinzón en la vereda Río Frío, Zipaquirá (Colombia), el 25 de junio de 2022.
Twitter / FiscaliaCol
200 años de salir adelante con optimismo

Las autoridades colombianas confirmaron este sábado el hallazgo del cuerpo de la psicóloga Adriana Pinzón, desaparecida el pasado 7 de junio en Chía, Cundinamarca, en extrañas circunstancias.

El cadáver de la mujer, de 42 años, fue encontrado en una bolsa negra en la vereda Río Frío, en Zipaquirá, precisó la Fiscalía.

Pinzón, que trabajaba en una empresa petrolera, fue vista por última vez en un concesionario donde se disponía a dejar su carro para venderlo, declaró inicialmente el cuñado de la mujer y principal sospechoso, Jonathan Torres. Según él, acompañó a la psicóloga hasta el lugar, donde se quedó, mientras ella cogió un taxi y se fue.

Sin embargo, días después CityNoticias reveló unos audios en los que el dueño del establecimiento afirma que la mujer nunca estuvo en el concesionario. «En realidad, no vimos a la señora nunca. Jonathan llegó sobre las 9.15 de la mañana y veo que ella desapareció a las 6 de la mañana, según la información que entregan en las noticias», indicó.

El 14 de junio, la Policía arrestó a Torres como principal sospechoso de la desaparición de Pinzón, pues fue captado por una cámara de seguridad entrando y saliendo en dos ocasiones de la casa de la mujer: una con un morral negro y la otra con bolsas de basura que metió en el baúl del auto que pertenecía a su cuñada y que fue posteriormente encontrado en el mencionado concesionario con rastros de sangre.

Entretanto, un conocido del detenido reveló a las autoridades que Torres le pidió guardar el morral, en cuyo interior había cuchillos con manchas de sangre y documentos de la psicóloga. Ese conocido, según supo El Tiempo, era el hermano de la amante de Torres.

La Fiscalía imputó los delitos de homicidio agravado y desaparición forzada al acusado, que no aceptó los cargos y deberá cumplir medida de aseguramiento privativa de la libertad.