Aconsejan declarar “alarma sanitaria” en Venezuela por la viruela del mono

0

El brote en el país suramericano es moderado, con solo un caso confirmado el mes pasado en Caracas, pero los expertos consideran que es el momento ideal para tomar medidas preventivas ante la emergencia sanitaria internacional

200 años de salir adelante con optimismo

Aconsejan declarar “alarma sanitaria” en Venezuela por la viruela del mono

El gobierno de Nicolás Maduro debe declarar “una alarma sanitaria” para enfrentar los riesgos y prevenir la viruela del mono en Venezuela, recomendó una agrupación científica de ese país suramericano.

La Academia Nacional de Medicina, con más de 120 años de historia, destacó en un comunicado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de declarar como «una emergencia de salud pública de preocupación internacional” al brote internacional de la viruela del mono. La decisión pone a esa enfermedad en la misma categoría de urgencia que la pandemia por COVID-19, remarcó.

Si bien califica como “moderado” el brote de la viruela símica en el país suramericano, por haberse confirmado solo un caso, recordó la organización científica que se ha extendido por más de 75 países, con 16.000 pacientes.

“Ahora es el momento de actuar con energía para prevenir la diseminación del virus, ya que un objetivo de la salud pública es prevenir las epidemias antes de que las mismas se salgan de control”, subrayó la academia médica local.

El gobierno presidido por Nicolás Maduro debe, como primer paso, “declarar una alarma sanitaria que permita movilizar recursos y emprender las acciones necesarias, en colaboración con la sociedad civil y con estricto apego al respeto de los derechos humanos”, según la opinión de los expertos venezolanos.

Luego, se debe “asegurar la transparencia en el manejo de información con el debido respeto a la privacidad” y “reforzar la capacidad para el diagnóstico molecular y el monitoreo genético del virus” en cuestión, insistieron.

Un plan de vigilancia

Asimismo, aconsejan el desarrollo de un plan de vigilancia epidemiológica activa que incluya las clínicas de infecciones por transmisión sexual como otro paso.

“Comenzar las diligencias apropiadas para garantizar el acceso futuro a antivirales y vacunas contra el monkeypox”, en referencia a cómo se conoce a la viruela del mono en inglés, es la última de sus recomendaciones.

La Academia Nacional de Medicina de Venezuela recuerda que el virus mencionado puede transmitirse por contacto íntimo directo con fluidos corporales y lesiones cutáneas, así como por gotitas respiratorias de personas infectadas, o por contacto indirecto con superficies y materiales, tales como ropa, toallas, ropa de cama, cubiertos y platos de pacientes confirmados.

Recordaron los especialistas venezolanos que es “crítico” que las personas más afectadas reciban los cuidados preventivos y terapéuticos necesarios, sin peligro de estigmatización o menoscabo de sus derechos humanos.

En Venezuela, especialistas y gremios independientes de la salud criticaron la opacidad del gobierno de Maduro ante la pandemia por COVID-19, denunciando, a su vez, la violación de derechos fundamentales al momento de aislar a centenares de personas contra su voluntad en lugares no aptos.

El único caso confirmado en Venezuela de viruela del mono se reveló el domingo 12 de junio. Se trató de un hombre que viajó desde España hasta el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Caracas, capital del país.

Las autoridades venezolanas detallaron que el viajero tuvo contacto con dos contagiados en Barcelona, España. Su aislamiento fue inmediato, indicaron. Su condición de salud, al menos hasta ese momento, era “estable”.

La viruela del mono se está transmitiendo “rápidamente” en países donde no hubo casos con anterioridad, precisó este fin de semana el director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Aunque la enfermedad solo ha provocado cinco muertes, subrayó que el riesgo de contagio ha llegado a un nivel “alto” en Europa, donde se concentra el 80% de los casos positivos. En África, esa viruela es endémica desde hace décadas.