La NASA muestra el impactante antes y después de las inundaciones en Pakistán

0

El desbordamiento del río Indo ha convertido parte de la provincia de Sind en un lago interior de 100 kilómetros de ancho

Nuevas imágenes tomadas por el sensor satelital MODIS de la NASA revelan el alcance que han tenido las inundaciones récord en el sur de Pakistán durante las últimas semanas.
Imagen de satélite de la cuenca del río Indo, en Pakistán, el 28 de agosto de 2022.
MODIS Land Rapid Response Team, NASA GSFC
200 años de salir adelante con optimismo

Nuevas imágenes tomadas por el sensor satelital MODIS de la NASA revelan el alcance que han tenido las inundaciones récord en el sur de Pakistán durante las últimas semanas.

Una de las instantáneas muestra la cuenca del río Indo en agosto de 2021, mientras que en la otra se ve cómo lucía el mismo territorio el 28 de agosto de 2022. La diferencia es abismal, con el Indo actualmente tan desbordado que ha convertido parte de la provincia de Sind en un lago interior de 100 kilómetros de ancho.

El monzón de este año ya es el más lluvioso del país desde que comenzaron los registros en 1961, según el Departamento Meteorológico de Pakistán, y todavía falta un mes para que termine la temporada.

Un tercio del territorio pakistaní bajo el agua

El desastre natural ha azotado a las cuatro provincias del país y mantiene un tercio del territorio pakistaní bajo el agua.

Esto ha afectado a más de 30 millones de personas, ha dejado más de 1.000 muertos y ha arrasado muchos cultivos que representaban el principal sustento de la población. Además, unos 300.000 hogares y más de 150 puentes han quedado destruidos.

Este martes, Pakistán hizo un llamamiento urgente a la ONU para pedir a la comunidad internacional que le ayude a combatir las consecuencias del desastre natural.

Además, la nación asiática podría contar con el apoyo del Fondo Monetario Internacional (FMI), que esta semana decidirá sobre la asignación de 1.200 millones de dólares en el marco del programa de rescate para el país que arrancó en 2019.