El Gobierno de México firma un acuerdo contra la inflación con empresarios que pone límite de precio a 24 productos

0

López Obrador reconoció que el país registra poca inflación en energéticos, pero admitió que no es la misma situación para el sector de alimentos

El Gobierno de México firma un acuerdo contra la inflación con empresarios que pone límite de precio a 24 productos
El presidente Andrés Manuel López Obrador con empresarios, Palacio Nacional, México, 3 de octubre 2022
Gobierno de México
200 años de salir adelante con optimismo

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, firmó un convenio con empresas privadas con el fin de contener la inflación, que alcanzó una cifra récord de 8,62 % en términos interanuales en la primera quincena de agosto.

El plan incluye una lista de 24 productos básicos como harina de maíz, huevo, pollo, carne y atún. El pacto suscrito entre el Gobierno implica el compromiso de los empresarios de cada sector a no aumentar los precios.

«Con la colaboración muy entusiasta y fraterna de empresarios, de industriales, distribuidores de alimentos, comerciantes, se ha logrado un acuerdo para que la iniciativa privada y el Gobierno llegaran a un compromiso para enfrentar el problema inflacionario», dijo López Obrador en su conferencia matutina de este lunes.

El mandatario recalcó que, a través de subsidios a los combustibles, el Gobierno ha logrado contener el incremento de precios en los energéticos, pero que esto no ha ocurrido con el sector de alimentos, lo que ha acarreado la pérdida del poder adquisitivo de las familias mexicanas.

«Tenemos poca inflación en energéticos pero en alimentos, aún cuando no ha sido mucho el incremento, sí nos está afectando, nos está llevando a que se pierda poder de compra, poder adquisitivo en las familias», aseguró.

Producción, precios regulados y menos burocracia

En la misma comparecencia matutina, el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, precisó los detalles del llamado «acuerdo de apertura contra la inflación y carestía», que tiene como propósito principal contener el costo de los productos agropecuarios y materias primas.

El plan consiste en producir más alimentos, así como reducir costos regulatorios y logísticos a los productores, con la emisión de una licencia universal que suprime la tramitación de permisos adicionales y la exención de tributos para la importación de rubros o insumos.

El pacto suscrito también incluye la cancelación de la exportación de maíz blanco, frijol, sardina y chatarra de aluminio y acero, utilizados en el envasado de productos.

Con esto, el Gobierno mexicano anunció una lista de 24 productos básicos como tortillas, huevo, pollo y carne, que tendrán un costo para el consumidor de 1.039 pesos (51,80 dólares).

El convenio incluye a empresas como Grupo Gruma-Maseca (harina de maíz), Bachoco (pollo y huevo), SuKarne (carne de res), Tuny (atún), y grandes tiendas de autoservicio como Walmart, Soriana y Chedrahui.

Además, en paralelo se mantendrán los controles a los precios de los combustibles hasta el 24 de febrero de 2024, y se aplicará un régimen de sanciones a quienes incumplan lo acordado.