Delincuentes matan y roban todo el aguinaldo a nicaragüense en Costa Rica

0

El nicaragüense celebraba que le habían realizado el pago de su aguinaldo, el salario y la liquidación

El cuerpo de Luis Enrique Vanegas Arias yace a la orilla de la calle
200 años de salir adelante con optimismo

El ciudadano de origen nicaragüense Luis Enrique Vanegas Arias, de 36 años de edad y conocido como “Negro” o “Mansio”, fue asesinado después de ser atacado con un cuchillo en un asalto ocurrido en San Francisco, Heredia.

El acontecimiento ocurre a las 3:55 a.m. en el barrio Guararí, 100 metros al sur de la panadería La Central, frente al Bazar Sol y Luna, en la calle principal, informa el periódico Diario Extra.

De manera aparente la víctima estaba con unos conocidos en celebración que ese día le habían pagado su aguinaldo, la quincena y la liquidación cuando recibió ataques por sujetos para robarle el dinero.

“Él era sociable, no tenía problemas con nadie, lo único que tenía es que tomaba licor. Ese día la patrona le había pagado. Él ganaba bien y recientemente se había comprado un teléfono celular», afirmó una persona que su mamá Manuela Teresa Arias Vásquez.

«Unos muchachos fueron a avisarme sobre la muerte como a las 7 a.m. y me contaron que estuvo con unos piedrerillos que eran amigos, pero aquí no existen los amigos ni nada de eso, lo único que hay son un montón de guatuseros”, afirmó Arias Vásquez.

TAMBIÉN VIDEO: 2 hermanos nicaragüenses procedentes de Jalapa fueron secuestrados por cartel mexicano

Investigan sobre como ocurrió el percance

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó que unos vecinos escucharon una riña en la vía pública y al salir vieron a Vanegas tirado en la vía pública, por lo que dieron aviso a las autoridades.

“El mismo presentaba una herida de arma blanca en la ingle”, detallaron los agentes.

A la llegada de la Cruz Roja ya no tenía los signos de vida y lo declararon fallecido en la escena.

Según familiares del extranjero, los malechores le quitaron todas las pertenencias a la víctima.

Vanegas trabajaba colocando armatostes de gypsum en construcciones y tenía dos hijos de 16 y 19 años.

En otras noticias: Hallan muertas 2.500 focas en peligro de extinción en el sur de Rusia (VIDEO)

Madre de la víctima se llevará cuerpo a Nicaragua

“El cuerpo me lo voy a llevar para Nicaragua, yo no lo dejo aquí. Él era el que me mantenía a mí y a sus hijos porque soy adulta mayor y no trabajo. Ahora no sé qué hacer para sostenerlos”, dijo la mamá.

La víctima estaba a la espera que llegara el 13 de diciembre para con el dinero que se ganó regresar a Nicaragua y visitar a su abuela, pero los delincuentes le truncaron sus sueños.

Vivía desde hace 26 años en Costa Rica y hace tres se había mudado a Guararí, exactamente detrás de la delegación policial.