Matan a cuchillazos a norteamericana y otros cinco heridos en centro de Londres

0
1
Foto Cortesía
200 años de salir adelante con optimismo

Londres.- La policía detuvo al joven de 19 años identificado como Russell Square que tenía un cuchillo y posible autor del asesinato a cuchillazos de una mujer de unos 60 años de origen estadounidense que murió. Otras cinco personas resultaron heridas por el ataque con el objeto cortopunzante. El hecho violento se dio en el centro de Londres este miércoles a las 22:30 hora local (21:30 GMT) en una zona bastante popular entre los turistas por su proximidad al Museo Británico.

Fuentes policiales afirman según cables internacionales que la salud mental del detenido parece haber sido un «factor decisivo» del suceso, que se produjo en torno a las 22:30 hora local (21:30 GMT).

«Aunque la investigación todavía no se ha completado, todo el trabajo que hemos hecho apunta cada vez más a que fue detonado por problemas mentales», dijo el subcomisionado de la policía de Londres, Mark Rowley.

La policía británica afirma que el sospechoso es un ciudadano noruego de origen somalí, pero Rowley insistió en que no hay evidencia alguna de radicalización o vínculos con el extremismo islámico. Entre las víctimas se identificó a la mujer asesinada de nacionalidad estadounidense. Entre los heridos hay ciudadanos de Reino Unido, Estados Unidos, Israel y Australia. Los policías afirman, sin embargo, que ninguno está en condición crítica. También descartó que la nacionalidad u origen del atacante fuera factores relevantes.

«En este momento creemos que este fue un ataque espontáneo y que las víctimas fueron escogidas al azar», explicó Rowley.
«Quiero enfatizar que hasta el momento no hemos encontrado evidencia de radicalización que sugiera que el hombre que tenemos en custodia esté motivado de alguna manera por el terrorismo», insistió el subcomisionado.

Poco después del ataque se desplegó una amplio operativo policial en la zona y se acordonó la escena del crimen, según las imágenes televisivas. La zona estaba rodeada por policías fuertemente armados. Situación que no se había visto desde el 7 de julio cuando se dieron los atentados terroristas en el sistema de transporte de Londres en julio de 2005.
Para reducir al sospechoso, sin embargo, los agentes utilizaron una pistola de descargas eléctricas o taser.

«Me enorgullece que anoche nuestros especialistas llegaron a la escena en seis minutos y, utilizando sólo un taser, detuvieron al sospechoso», dijo el comisionado de policía, Sir Bernard Hogan-Howe.

«Eso demuestra nuestro compromiso de usar la fuerza en una forma profesional y proporcionada», agregó.