Bloque sindical de Costa Rica rechazas agresivas medidas fiscales

0
200 años de salir adelante con optimismo

San José – El Bloque Unitario Sindical y Social Costarricense (Bussco) rechazó ayer martes lo que califica de agresivas medidas fiscales del gobierno contra el pueblo, en una acción contraria a las propuestas de campaña del presidente Carlos Alvarado.

En un comunicado de prensa, Bussco afirma que ‘la exposición realizada el 30 de mayo en la Asamblea Legislativa por la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, evidencia las perversas intenciones en política fiscal del presidente Carlos Alvarado’.

Recuerda que durante su campaña electoral, Alvarado insistió en la necesidad del diálogo, en temas referentes a las finanzas públicas.

Para ello, indica, el entonces candidato presidencial citó inclusive la coyuntura de los años 40 del siglo pasado cuando diferentes sectores negociaron, a pesar de sus diferencias, la reforma social, que efectivamente enfrentó los grandes intereses capitalistas de esa época y los de la clase trabajadora.

‘Pero todo lo prometido por Alvarado, fue a dar al cajón de la basura’, asevera uno de las mayores agrupaciones de sindicatos de esta nación centroamericana.

Refiere que para la ministra de Hacienda el contrato social en Costa Rica está en riesgo y entre todos debemos asumir la responsabilidad de seguir garantizando las condiciones que como sociedad hemos disfrutado históricamente.

Señala que Aguilar responsabiliza a todos los costarricenses, pero -apunta- omite mencionar a los verdaderos responsables políticos de lo que ocurre en materia fiscal en Costa Rica.

Asevera que ‘en congruencia con las exigencias del Fondo Monetario Internacional, la administración Alvarado impone una reducción generalizada de los salarios a los trabajadores, disminuir los presupuestos del Estado y más impuestos contra el pueblo.

Por ello, Bussco considera que lo expuesto por Aguilar ‘es una clara declaración de guerra contra la clase trabajadora del sector público y el pueblo en general y echa por la borda todos los esfuerzos del movimiento sindical para instalar una Mesa de Diálogo para el tema fiscal’.

A pesar de los reiterados esfuerzos de Bussco y del movimiento sindical para propiciar el diálogo, el gobierno provoca la confrontación social, indica el texto.

Cuando las élites se muestran intolerantes y soberbias, sólo la organización popular podrá garantizar la defensa de derechos esenciales como el empleo, el salario y una vida digna, sostiene.

Ante ello, Bussco llama a toda la clase trabajadora y a la ciudadanía en general a prepararnos para la lucha y la movilización ante esta arremetida neoliberal.