Asesor de Trump condena falta de intervención policial en muerte de afroestadounidense

0

WASHINGTON D.C. – El asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, Robert O’Brien, dijo el domingo que fue una «indignación absoluta» que tres policías en Minneapolis, Minnesota, no hicieran nada mientras observaban sin intervenir la semana pasada a otro policía que mantenía a un hombre negro inmovilizado en la calle poniéndole su rodilla en el cuello mientras éste suplicaba que no podía respirar.

George Floyd, un afroestadounidense de 46 años que fue esposado e inmovilizado en el suelo después de que fuera detenido por sospechas de haber entregado en una tienda un billete falsificado de $ 20, murió en el incidente el lunes pasado. Derek Chauvin, el policía blanco que lo retuvo con la rodilla en el cuello sobre el suelo durante varios minutos, fue acusado el viernes de asesinato en tercer grado en el caso.

El video del incidente se transmitió ampliamente en las redes sociales y en los noticieros provocando cinco días de protestas en docenas de ciudades de Estados Unidos. Las manifestaciones en muchos lugares han devenido en el caos, con manifestantes incendiando autos de policía y edificios gubernamentales y enfrentándose con las autoridades protegidas con equipo antidisturbios. Los saqueadores han dañado tiendas y se han fugado con productos de consumo de alto precio.

Chauvin y sus tres colegas agentes en el lugar fueron despedidos de la fuerza policial de la ciudad. Los tres policías que presenciaron cómo se desarrollaba el incidente están bajo investigación, pero no se han presentado cargos contra ellos.

«¿Que estaban pensando?» O’Brien preguntó en el programa «This Week» de ABC News. O’Brien dijo que no estaba prejuzgando el caso contra los tres expolicías, pero dijo: «No puedo imaginar que no se los acusará».

O’Brien dijo que el gobierno de los Estados Unidos llora la muerte de Floyd y reza por la familia Floyd.

«Eso nunca debería haber sucedido en Estados Unidos», dijo.

En una entrevista en CNN, O’Brien preguntó por qué Chauvin, a quien llamó un «policía sucio», todavía estaba en la fuerza policial de Minneapolis en el momento del incidente de Floyd después de que se hubieran presentado múltiples quejas contra él en los últimos años.

«Nos encanta nuestra fuerza policial» en Estados Unidos, dijo O’Brien, y rechazó la sugerencia de que hay «racismo sistémico» en las fuerzas policiales del país. También reconoció que «hay algunos policías malos que deben ser retirados de la fuerza». Tenemos algunas manzanas podridas que dan mala fama a la policía. Creo que son la minoría», señaló.