El levantamiento de los aranceles a los productos chinos podría reducir la inflación en EE.UU. en 1 %, según un exembajador

0

Según David Adelman, la medida no solo sería buena para los consumidores estadounidenses, sino también ayudaría a Joe Biden a restablecer las relaciones entre Estados Unidos y China

El levantamiento de los aranceles a los productos chinos podría reducir la inflación en EE.UU. en 1 %, según un exembajador
El exembajador estadounidense David Adelman.
Wikipedia / U.S. State Dept
200 años de salir adelante con optimismo

La eliminación de los aranceles a los productos chinos importados reduciría el nivel de la inflación en EE.UU. en 1 % con el tiempo y devolvería la confianza a la economía, lo que podría ayudar al presidente Joe Biden en las elecciones de medio mandato, afirmó el exembajador estadounidense David Adelman en una entrevista con CNBC publicada este lunes.

«Si bien el presidente tiene una capacidad limitada para controlar la inflación, hay una herramienta importante en su caja de herramientas», indicó Adelman, que fue embajador de Estados Unidos en Singapur durante la Administración Obama. Explicó que se trata de «la capacidad de aliviar la presión sobre la economía y los consumidores estadounidenses causada por estos elevados aranceles que se imponen a más de 370.000 millones de dólares anuales de importaciones chinas».

El exdiplomático detalló que «muchos economistas afirman que, con el paso del tiempo, se puede producir un descenso del 1 % en el índice de precios al consumidor, algo muy significativo».

Según Adelman, esta medida «no solo sería buena para los consumidores estadounidenses a corto plazo y con el tiempo, sino que también ayudaría al presidente a restablecer las relaciones entre Estados Unidos y China».

Sin embargo, los expertos se muestran escépticos respecto a la capacidad de la medida para reducir significativamente el nivel de inflación. En particular, el economista jefe para Asia de Capital Economics, Mark Williams, señaló que la eliminación de aranceles solo reduciría el índice de precios al consumidor en «unas décimas de porcentaje», no en un 1 %, como otros han predicho.

Este mes, la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. informó que el índice de precios al consumo en el país se incrementó 8,6 % durante los últimos 12 meses, incluido mayo. Se trata del mayor repunte de este indicador desde diciembre de 1981.