Se reanuda batalla legal por oro de Venezuela en Londres

0

Ahora el Banco de Inglaterra ventila la forma de operar y decidir ante la disyuntiva de si las 1.500 toneladas de oro son cedidas al gobierno de Nicolás Maduro o al interinato de Juan Guaidó

Guaidó alega que Maduro quiere apropiarse del oro por eso debe conservarse en Londres
Un hombre camina afuera del Banco Central de Venezuela en Caracas, Venezuela, el 31 de enero de 2018.
200 años de salir adelante con optimismo

Una larga batalla legal entre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el líder opositor, Juan Guaidó, sobre quién debería tener el control de los más de 1.500 millones de dólares en reservas de oro almacenadas en el Banco de Inglaterra se reanudó el miércoles en el Tribunal Superior de Londres.

La Corte Suprema del Reino Unido dictaminó el año pasado que Guaidó debería ser reconocido como jefe de Estado del país, siguiendo la posición del gobierno británico, y que tenía la autoridad para determinar el futuro de las 31 toneladas de lingotes que están depositadas en el Banco de Inglaterra.

El Tribunal Superior ahora abordará la pregunta de cómo tratar los fallos del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela que dicen que los nombramientos de Guaidó así como de una junta administradora del Banco Central de Venezuela no son válidos.

«Está en juego la cuestión de si los tribunales ingleses pueden juzgar la validez de las decisiones tomadas por el tribunal supremo de otra nación soberana», dijo Sarosh Zaiwalla, socio del bufete de abogados Zaiwalla & Co., que representa al Banco Central liderado por Maduro.

Los abogados que representan a la junta directiva de Guaidó se negaron a comentar.

La demanda, presentada después de que el Banco de Inglaterra se negara a permitir el acceso al oro hasta que se resolviera la disputa, se escuchará junto a un caso similar acerca de quién en Venezuela debería tener acceso a unos 120 millones de dólares, actualmente en manos de administradores judiciales tras la ejecución de un canje de oro por parte de Deutsche Bank.

Maduro, quien fue reelegido en 2018 en una votación que los opositores venezolanos y algunas naciones occidentales consideran una farsa, había dicho que quería vender parte del oro durante el apogeo de la pandemia de COVID-19 para atender el servicio de salud de Venezuela.

Guaidó, quien ha sido reconocido por el Reino Unido y Estados Unidos como el líder legítimo de Venezuela, alega que el ente emisor dirigido por Maduro quiere apropiarse del oro y que, por lo tanto, debe conservarse en Londres.