Condenan a 13 años de cárcel a Xiao Jianhua, uno de los hombres más ricos de China

0

Un tribunal de Shanghái le impuso una multa de cerca de un millón de dólares, mientras que el grupo financiero Tomorrow Holding deberá pagar 8.090 millones de dólares

Condenan a 13 años de cárcel a Xiao Jianhua, uno de los hombres más ricos de China
Tribunal Popular Intermedio número 1 de Shanghái (China), el 29 de marzo de 2010.
Ng Han Guan / AP
200 años de salir adelante con optimismo

Un tribunal de Shanghái (China) ha condenado este viernes a 13 años de cárcel al multimillonario Xiao Jianhua, uno de los hombres más ricos del país, y le ha impuesto una multa de 962.500 dólares, informa el canal estatal CGTN.

La corte también ha obligado a pagar 8.090 millones de dólares a Tomorrow Holding, el grupo financiero que fue fundado y dirigido por el propio Xiao. Los jueces consideran que tanto el hombre como la compañía cometieron delitos que incluyen recaudación ilegal de fondos, uso ilícito de los mismos y soborno.

Desde el tribunal dictaminaron que tanto el empresario como Tomorrow Holding violaron de forma grave los «pedidos de gestión financiera». Asimismo, aseguraron que estos pusieron en peligro la seguridad financiera del país asiático.

El magnate canadiense, nacido en China, ocupó el puesto número 32 en la lista de las personas con mayor patrimonio en la nación en 2016. En enero de 2017 los medios informaron que había desaparecido. El último lugar donde se le vio fue en un lujoso hotel de Hong Kong.

¿Cuál es su historia?

Ante los rumores de que el empresario había sido objeto de una campaña de «secuestros autorizados por el Estado», Tomorrow Holding explicó que estaba recibiendo tratamiento médico en el extranjero, aunque no precisó dónde. Más adelante, en junio pasado reapareció en Shanghái.

Xiao consiguió su fortuna inicial invirtiendo en empresas de corretaje, bancos y aseguradoras justo antes de que estas tuvieran éxito. Posteriormente, amplió su ámbito de inversión al sector inmobiliario y la agricultura.

Tras desaparecer de la esfera pública, su imperio empresarial fue desmantelado por los reguladores chinos. Para 2020, estos habían tomado el control de cuatro aseguradoras, dos empresas fiduciarias, dos empresas de valores y una de ventas a futuro, que en conjunto tenían un valor de cientos de miles de millones de dólares.