LA JORNADA

La periodista Jessikka Aro al fin ha sido reconocida por su trabajo contra desinformación rusa

La periodista finlandesa Jessikka Aro lleva años investigando y reportando sobre la guerra de desinformación de Rusia. Un lustro después de cancelado su premio, el gobierno de EEUU la condecoró por su “coraje”.

La periodista Jessikka Aro recibe el premio Ambassador Hickey Woman of Courage en la Embajada de Estados Unidos en Finlandia en esta imagen de X publicada el 7 de junio de 2024.

WASHINGTON – Liam Scott de Voz de América — La Embajada de Estados Unidos en Finlandia entregó este mes a la periodista Jessikka Aro el Premio a la Mujer de Coraje Embajadora Hickey.

El honor, instaurado específicamente para Aro, llega cinco años después de que el Departamento de Estado de Estados Unidos rescindió su premio a la valentía debido a los comentarios críticos que la periodista finlandesa hizo sobre el entonces presidente Donald Trump.

La embajada entregó su premio en reconocimiento al compromiso de Aro de exponer y combatir las campañas de desinformación rusas a un gran costo personal. Durante una década, Aro ha estado a la vanguardia de la investigación de la guerra de información rusa y las granjas de trolls pro-Kremlin.

“Todavía no puedo creer que lo haya recibido (el premio)”, dijo Aro a la Voz de América desde Helsinki, la capital de Finlandia. “Me sentí totalmente apoyada. Me sentí absolutamente apreciada. Me sentí realmente honrada”.

En 2019, funcionarios estadounidenses informaron a Aro que recibiría el Premio Internacional Mujeres de Coraje de ese año. Unas semanas más tarde, le dijeron que había habido un error y que no recibiría el prestigioso honor. En aquel entonces, Aro reportaba para la emisora pública finlandesa YLE.

En ese momento, los funcionarios negaron públicamente que las publicaciones de Aro en las redes sociales sobre Trump fueran la razón. Pero un informe de 2020 de la Oficina del Inspector General del Departamento de Estado encontró que los funcionarios revocaron el premio por los comentarios de Aro.

El informe citó una publicación en Twitter, ahora X, en la que Aro escribió que “Trump constantemente etiqueta a los periodistas como ‘enemigos’ y (hacedores de) ‘noticias falsas’”. Luego citó un artículo sobre un partidario de Trump que amenazó con disparar a los reporteros del Boston Globe por ser lo que Trump describió como “enemigos del pueblo” y “noticias falsas”.

A lo largo de su presidencia, Trump se refirió regularmente a los medios de comunicación como el “enemigo” del pueblo estadounidense. Su campaña presidencial no respondió al correo electrónico de la VOA que solicitaba comentarios.

En 2020, la Fundación Internacional de Mujeres en los Medios (IWMF, por sus siglas en inglés), con sede en Washington, otorgó a Aro su propio Premio al Coraje en el Periodismo. La organización también abogó por una investigación sobre por qué el Departamento de Estado dio marcha atrás en su adjudicación.

El nuevo premio de la Embajada de Estados Unidos en Helsinki llega en un momento significativo para Aro. Este año se cumple una década desde que comenzó a enfrentar un severo acoso en línea, incluidas amenazas de muerte, por su cobertura de la guerra de información rusa. El acoso, que proviene principalmente de actores rusos y finlandeses, continúa, afirmó.

“Mi trabajo está siendo atacado, yo misma difamada. Algunas de mis fuentes son difamadas”, afirmó Aro, que ahora es directora de comunicaciones del sindicato finlandés Tehy. “Están esparciendo estas semillas de desconfianza contra mi persona y mi trabajo”.

Los trolls también la atacaron después de que el Departamento de Estado rescindió su premio, lo que provocó “una ola masiva” de acoso, dijo.

Tales ataques son consistentes con la tendencia más amplia de acoso desproporcionado en línea contra mujeres periodistas, según Elisa Lees Muñoz, directora ejecutiva de la IWMF. Los ataques en línea contra mujeres periodistas a menudo están sexualizados y pueden incluir amenazas de violación e insultos sobre la apariencia de la reportera, dijo Muñoz.

“Conduce a síntomas que son muy similares al trastorno de estrés postraumático y que, aunque estos ataques ocurren virtualmente, tienen impactos muy graves en la vida real”, explicó.

En una encuesta de 2022 del Centro Internacional para Periodistas y la UNESCO, casi tres cuartas partes de las encuestadas que se identificaron como mujeres dijeron haber experimentado violencia en línea.

Cuando Aro comenzó a enfrentar acoso en línea por primera vez en 2014, “en realidad alimentó mi voluntad de investigar a los trolls rusos”, dijo. “Incluso hoy en día, a diario, lo considero una prueba de que estoy haciendo un gran trabajo”.

Aro admite que el acoso también ha pasado factura. Pero ella dice que nunca permitirá que eso se interponga en su trabajo.

“Investigar la guerra híbrida de información rusa es un verdadero llamado para mí”, dijo.

Aunque llega con cinco años de retraso, Aro dice que se siente reivindicada. La periodista de investigación está trabajando actualmente en su tercer libro sobre la guerra de información rusa, que espera sea publicado en 2026.

Artículos Relacionados

Chile confirma detención en Costa Rica de sospechoso por crimen de militar disidente venezolano

Redaccion Central

Fiscalía de Venezuela ha confirmado detención de empresario por hospedar a María Corina Machado

Voz de America

Argentina ha declarado a Hamás como una organización terrorista

Redaccion Central

Betplay: Una plataforma de apuestas confiable para los apostadores colombianos

Redaccion Central

China llama a OTAN no sembrar caos en Asia y rechaza acusaciones sobre guerra de Ucrania

Redaccion Central

Cumbre de la OTAN llega a su último día con acuerdos formales para apoyar a Ucrania

Voz de America