LA JORNADA

Revelan que el olor de los alimentos al cocinarse oculta un peligro inesperado

“Si se puede oler, es muy probable que esté afectando a la calidad del aire”, explica el estudio

Revelan que el olor de los alimentos al cocinarse oculta un peligro inesperado
La NOAA aseguran que los contaminantes atmosféricos emitidos por la cocina pueden representar casi una cuarta parte de los agentes denominados Compuestos Orgánicos Volátiles (COV) de origen humano en las zonas urbanas densamente pobladas.

Un nuevo estudio elaborado por la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) concluye que los vapores emitidos por la comida durante su cocción podrían estar afectando negativamente a la calidad del aire.

Investigadores del Laboratorio de Ciencias Químicas (CSL, por sus siglas en inglés) de la NOAA aseguran que los contaminantes atmosféricos emitidos por la cocina pueden representar casi una cuarta parte de los agentes denominados Compuestos Orgánicos Volátiles (COV) de origen humano en las zonas urbanas densamente pobladas.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores se centraron en tres ciudades del suroeste de Estados Unidos: Los Ángeles, Las Vegas y Boulder, donde midieron los COV relacionados con la cocina. Los resultados del estudio fueron publicados el mes pasado en la revista Atmospheric Chemistry & Physics.

Descomposición térmica de aceites y grasas

Durante 10 años, el equipo había medido a lo largo de EE.UU. todo tipo de COV  procedentes de distintas fuentes, como vehículoshumo de incendios forestalesagricultura y productos de consumo. Sin embargo, seguían observando una clase específica de aldehídos de cadena larga que no podían explicar a partir de estas fuentes.

Estos aldehídos, que eran especialmente elevados en el aire de los centros urbanos, ya habían sido identificados anteriormente en otro estudio como uno de los principales contaminantes emitidos por las cocinas dentro de los hogares, pues proceden de la descomposición térmica de aceites y grasas.

Impacto subestimado

Después de analizar los datos, encontraron que, de promedio, el 21 % de la masa total de COV presente en el aire exterior de Las Vegas, una ciudad que cuenta con una de las densidades de restaurantes más altas del país y tiene problemas persistentes en la calidad del aire, procedía de actividades culinarias.

El descubrimiento fue inesperado, ya que, además, reveló que el Inventario Nacional de Emisiones de EE.UU. (NEI, por sus siglas en inglés), subestima el impacto de estos deliciosos olores a comida entre 5 y 10 veces.

“Si se puede oler, es muy probable que esté afectando la calidad del aire”, explica el estudio. Matt Coggon, uno de los autores del estudio, añade que este tipo de contaminación podría ser la mayor fuente de COV urbanos que falta tomar en cuenta en los modelos actuales de calidad de aire.

Artículos Relacionados

Multimillonario regala 1.000 dólares a quienes se graduaron de la Universidad de Massachusetts

Voz de America

Senador de Chile Karim Bianchi afirmó fue abducido por extraterrestres y comenzó a ver un ave en todas partes

Juan José Arévalo

La posible causa del accidente de helicóptero en el que viajaba Raisi

Redaccion Central

Rusia reporta que Irán no le pidió ayuda para la investigación del accidente de Raisi

Redaccion Central

Sin importar la opinión de China electores en Taiwán han elegido a Lai Ching-te como su presidente

Redaccion Central

Tras muerte del presidente de Irán, Ebrahim Raisi ¿quien será su sustituto?

Redaccion Central