LA JORNADA

Un hombre y un niño de 3 años mueren al tratar de cruzar el río Bravo para llegar a EE.UU.

Se estima que unos 9.000 migrantes llegaron esta semana a la ciudad texana de Eagle Pass

Un hombre y un niño de 3 años mueren al tratar de cruzar el río Bravo para llegar a EE.UU.
Mientras una nueva ola de migrantes llega al sur de EE.UU., en Eagle Pass se ha declarado el estado de emergencia.

Dos personas fallecieron esta semana mientras trataban de llegar a la ciudad estadounidense de Eagle Pass, ubicada en el estado de Texas, a través del río fronterizo con México.

El portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas, el teniente Chris Olivarez, señaló que un niño de tres años se ahogó este miércoles en el río Bravo, también conocido como río Grande, recoge AP. El menor fue hallado después de que las autoridades recibieran informes de que había sido arrastrado durante un intento de cruzar el caudal con su familia, informa EFE.

Además, el jefe de Bomberos de Eagle Pass, Manuel Mello, indicó que este jueves recuperaron el cadáver de un hombre que también falleció en el río.

Por su parte, la portavoz del Departamento de Seguridad Pública, Ericka Brown, mencionó que ambos cadáveres fueron encontrados al norte de las barreras flotantes que las autoridades de Texas colocaron en las aguas del río.

Miles de migrantes y estado de emergencia

Mientras una nueva ola de migrantes llega al sur de EE.UU., en Eagle Pass se ha declarado el estado de emergencia. Según AP, aproximadamente 9.000 migrantes llegaron a la urbe esta semana.

Debido al masivo flujo migratorio, las autoridades decidieron cerrar uno de los pasos fronterizos en la ciudad, así como en San Diego (California) y en El Paso (Texas). La medida se tomó con el fin de redireccionar a los funcionarios para que puedan atender a los recién llegados.

En julio se dio a conocer que las autoridades de Texas comenzaron la instalación de una cadena de boyas gigantes en el río Bravo para obstaculizar la entrada de inmigrantes desde México.

Un mes después, el Departamento de Seguridad de Texas encontró un cadáver atorado en la parte sur de la zona de boyas del río Bravo y lo notificó al Consulado de México en Eagle Pass.

En aquel entonces, desde la Secretaría de Relaciones Exteriores del país latinoamericano reiteraron “la postura del Gobierno de México acerca de que la colocación de boyas alambradas por parte de las autoridades de Texas es una violación” a su soberanía. Asimismo, expresaron su preocupación por el impacto que estas políticas estatales tendrán en los derechos humanos y la seguridad personal de los migrantes, subrayando que son contrarias a la estrecha colaboración entre sus países.

Artículos Relacionados

EEUU ataca radares hutíes en Yemen por desaparición de marino mercante

Redaccion Central

La promesa de Putin para poner tregua en Ucrania si Kyiv se va de regiones ocupadas y renuncia a la aspiración de la OTAN

Redaccion Central

EEUU responde a Rusia al enviar un submarino a las costas de Cuba

Redaccion Central

Para el Kremlin es innecesaria preocupación de EEUU por buques de guerra rusos en Cuba

Redaccion Central

Fuerte cártel responsable de mover mitad de la cocaína que llega a Europa fue desmantelado

RT

Alto líder ruso llama a “infligir el máximo daño” a Occidente y dar armas a sus enemigos

Redaccion Central