Primer inventario de empresas nanotecnológicas en México

0
14
Foto Archivo

El sitio es de acceso público y está orientado a contribuir en el desarrollo de esta importante área para la economía nacional

Cinvestav
Un mercado que tan solo entre México y Estados Unidos representa cerca de 531 mil millones de dólares al año, emplea a 600 mil trabajadores y al que se han aplicado 20 mil solicitudes de patente en los últimos años requiere de una información más certera en torno a sus desarrollos y principales actores.

Esa premisa es atendida por el primer inventario nacional de nanotecnología, lanzado recientemente por el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), que está abierto a todo el público interesado en el tema.

Se trata de un proyecto sin precedentes a nivel iberoamericano que da cuenta de las empresas establecidas en México dedicadas a la nanotecnología, su ubicación, su cadena de valor y el sector específico al que pertenecen. A través del sitio nanoeconomiaenmexico.cinvestav.mx, cualquier usuario interesado en el tema puede no sólo consultar el ecosistema a nivel nacional de esta área, sino también conocer sobre el panorama de esta área a nivel nacional.

“El inventario de empresas de nanotecnología, con procesos de manufactura en México, es producto de una investigación sistemática que abarcó más de un año de trabajo, y tiene el objetivo de crear un mecanismo para medir el desarrollo social a partir de nanotecnologías, que en este caso se realizó a partir de la medición del valor del mercado”, explicó Edgar Záyago Lau, creador del sitio.

De acuerdo con el egresado del Programa Transdisciplinario en Desarrollo Científico y Tecnológico para la Sociedad del Cinvestav, a pesar de que existen directorios de empresas nanotecnológicas a nivel mundial, sólo se basan en los nombres o en lo dicen ofrecer como productos tecnológicos, a diferencia de este inventario que emplea una metodología para identificar a las empresas que realmente estuvieran involucradas en este sector de reciente creación.

“Tomamos como referencia una base de datos de empresas de nanotecnología previa, pero registramos a las empresas a partir de la presencia de los productos o producto en el mercado nacional, por ello tuvimos que descartar aquellas firmas que no tienen algún proceso manufacturero doméstico, lo cual excluye a las importadoras y comercializadoras”, señaló Záyago Lau, quien también secretario técnico de la Red Latinoamericana de Nanotecnología y Sociedad.

El sitio Nanoeconomía en México indica, a través de un mapa interactivo, la ubicación de las empresas, el sector al que pertenecen de acuerdo a la cadena de valor (nanamateriales, intermediarios, productos finales o herramientas), además de contar con la ficha de contacto de las empresas, a fin de poder generar sinergias entre los interesados.

De esa forma es posible observar cómo está distribuido el ecosistema de la nanotecnología en México, donde estados como la Nuevo León y la Ciudad de México concentran la mayor parte de las empresas, en tanto que otras entidades con alto impacto económico para el país, como Jalisco o Guanajuato, apenas cuentan con una firma relacionada con la nanotecnología, a pesar de que se considera un sector prioritario en el desarrollo nacional.

Záyago Lau reconoció que actualmente el término nanotecnología es empleado incluso para temas mercadológicos, sin embargo son pocos los casos en que una empresa realizaba más de un producto de escala nanométrico. Aunque también indicó que encontraron otras empresas que no empleaban la palabra nanotecnología en sus productos o publicidad a pesar de que sí utilizaban esta tecnología.

De modo que para poder completar este inventario de empresas, los investigadores recopilaron la información a partir de diferentes fuentes, como artículos científicos y de divulgación; presentaciones en encuentros, foros y congresos; entrevistas con investigadores; propaganda en medios de comunicación; empresas localizadas en los parques especializados; proyectos de cooperación y otros esquemas vinculantes entre investigadores y empresas (fondos de investigación por ejemplo).

Finalmente, el investigador comentó que este inventario tiene un enfoque de carácter educativo y público, por lo que tanto la industria, la academia, la sociedad civil y cualquier otro agente interesado podrá hacer uso de la información sin restricción. Asimismo, dejó abierta la posibilidad de que los usuarios interesados puedan contribuir en la actualización de este novedoso sitio web.