Cardenal Miguel se hizo “Todos para Todos”, dice Rector de Catedral padre Luis Herrera

0

Hay una placa en el costado derecho del altar de la catedral de Managua en su memoria. Fue el impulsor de la construcción de la Catedral Metropolitana “Nuestra Señora Concepción de María”

Partió ayer 3 de junio del 2018 de esta Tierra, el primer Cardenal de Nicaragua y Prócer, Monseñor Miguel Obando y Bravo. Fue Pastor de la Iglesia católica del país centroamericano durante 35 años desde 1970. En 1985 fue nombrado primer Cardenal de Nicaragua por el ahora santo Juan Pablo II. Se recuerda que en ese tiempo el primado tuvo diferencias con el gobierno de Daniel Ortega Saavedra a quien cuestionaba insistentemente. Las relaciones entre Gobierno y la Iglesia no eran llevadas con habilidad y se dieron rompimientos.

El Rector de la Catedral de Managua, Padre Luis Herrera Jarquín, en declaraciones al Diario La Jornada, www.lajornadanet.com dijo sin embargo, que el Cardenal formó parte como mediador principal, el 27 de diciembre de 1974, cuando un comando sandinista asaltó la casa de un funcionario de alto rango del gobierno de Somoza en Los Robles. Sirvió de mediador cuando fue asaltado el Congreso Nacional por el entonces grupo guerrillero del FSLN en Agosto de 1978. Logró sentar a dialogar a las partes en conflicto que no se querían ver, la Contrarevolución y el gobierno del FSLN, en la guerra de los 80, porque las partes decían que no se sentarían en el mismo lugar respirando el mismo aire con sus enemigos. El Cardenal Obando escuchaba a una de las partes y después iba donde la otra a transmitirle lo que decían sobre determinados temas, para encontrar una solución a los momentos de guerra que vivió Nicaragua. Fue el partícipe de la solución de la guerra por la paz cuando los contras apoyados por EE.UU. y el gobierno revolucionario del FSLN se enfrentaban militarmente pero que terminó en los acuerdos de paz de Esquipulas I y II y de Sapoá, Rivas, en los años 89 y 90.

El Cardenal Miguel Obando y Bravo murió a los 92 años de edad. En vida los principales sacerdotes de todo el país dejaron sellado un reconocimiento con una placa a su memoria, mientras estuvo al frente de la Jerarquía católica, en la cual aparecen los nombres de conocidos personajes de la iglesia, algunos ya desaparecidos y otros beligerantes y en funciones actuales. En el costado derecho del atrio de la Catedral aparece una placa en la cual distintos sacerdotes firmaron un reconocimiento cuando el Cardenal cumplió 75 años, la edad de retiro de los religiosos de alta jerarquía. Eso fue en el año 2005.

La placa de reconocimiento al ahora finado Cardenal Miguel Obando y Bravo dice: “Me hice todo para todos” frase de San Pablo, frecuentemente usada por el Prelado desaparecido y resume su personalidad , dice el sacerdote y Rector de la Catedral de Managua, padre Luis Herrera Jarquín. Agregó que “Todo lo que fue lo hizo para todos los demás y preocupado por la evangelización de cada una de las parroquias. Tuve la dicha que el Cardenal Obando me ordenara sacerdote y hasta expuso su vida por el bien de todos”, recuerda así el Padre Luis Herrera Jarquín al primer Cardenal de Nicaragua, Miguel Obando y Bravo.