Cubrir las ventanas con papel aluminio o improvisar una chimenea: lanzan en Alemania un tutorial sobre cómo sobrevivir sin calefacción

0
Actualmente toda Europa afronta una escasez de gas y el consecuente aumento de precios al no conseguir llenar sus depósitos subterráneos a tiempo
200 años de salir adelante con optimismo

La Oficina Federal de Protección Civil y Asistencia para Catástrofes de Alemania (BBK) ha compartido este jueves un video tutorial con los consejos sobre cómo actuar en el caso de un apagón. Con la llegada del frío, las posibilidades de quedarse sin electricidad y calefacción no son nada agradables, así que las autoridades alemanas han preparado instrucciones visuales para la población sobre cómo solucionar el problema para no congelarse si se producen cortes de energía.

Los consejos sencillos, como abrigarse bien, son seguidos de otros más elaborados, como cubrir las ventanas con papel aluminio para conservar el calor en casa o improvisar una chimenea a partir de macetas y velas.

El video fue difundido en el marco de los eventos que prepara el estado de Renania del Norte-Westfalia para el día de protección ante catástrofes, que tendrá lugar este sábado en el centro de la ciudad de Bonn y prevé un amplio programa educativo con ejercicios prácticos para los residentes locales.

La BBK recordó que «un apagón puede ocurrir por muchas razones diferentes», ya sea a causa de un huracán, como sucedió en Nueva Orleans (EE.UU.) u otras, y «es bueno estar preparado», justo lo que pretenden conseguir organizando el día de protección ante catástrofes en una región que fue azotada por severas inundaciones durante el verano.

Este viernes el organismo lanzó una campaña informativa a nivel nacional, titulada ‘Preparados para cualquier eventualidad’, y el lunes salió a la venta el libro ‘Cocinar sin electricidad’ con la 50 «mejores recetas» para los casos de emergencia, que fue promocionado por la BBK.

Según los datos para la primera mitad de este año, en materia energética, Alemania sigue dependiendo principalmente de las fuentes convencionales, como el carbón (27 %), gas natural (14 %), energía nuclear (12 %), entre otras, que suman en total un 56 % de todo el consumo energético, mientras que las energías renovables, sobre todo la eólica, de momento proveen un 44 % de la electricidad.

Actualmente toda Europa afronta una escasez de gas y el consecuente aumento de precios al no conseguir llenar sus depósitos subterráneos a tiempo.