Alemania podría extender el uso de sus tres últimas centrales nucleares ante una crisis energética

0

Inicialmente, los reactores dejarían de funcionar el 31 de diciembre de este año, pero la reducción del suministro de gas ruso puede provocar cambios en la fecha prevista

Alemania podría extender el uso de sus tres últimas centrales nucleares ante una crisis energética
Central nuclear de Isar, Alemania, agosto de 2022.
Wolfgang Maria Weber / Legion-Media
200 años de salir adelante con optimismo

Berlín podría posponer los cierres planeados desde hace mucho tiempo de sus últimas tres centrales nucleares, informó el martes The Wall Street Journal, citando a funcionarios del Gobierno alemán.

«Los reactores son seguros hasta el 31 de diciembre [de 2022] y, obviamente, seguirán siendo seguros también después del 31 de diciembre», dijo una de las fuentes al medio estadounidense.

No obstante, el gabinete del canciller de Alemania, Olaf Scholz, no ha acordado formalmente la extensión del plazo, que probablemente requerirá una votación en el Parlamento.

Actualmente se está llevando a cabo una «prueba de estrés» para determinar si el funcionamiento de las centrales nucleares restantes se puede «estirar un poco», detalló Scholz en una entrevista exclusiva con el periódico sueco Dagens Nyheter.

La decisión de cerrar los reactores de Alemania fue tomada por la excanciller del país Angela Merkel, después del accidente en la central nuclear de Fukushima en Japón en 2011. Así, el funcionamiento de los tres reactores que aún están operativos podría terminar a fin de año.

Casi todos los países de la UE están adoptando medidas para reducir el consumo y la demanda de gas ante los temores de un corte total de suministro ruso. Los envíos ya han disminuido notablemente debido a las restricciones impuestas tras el inicio de la operación militar de Rusia en Ucrania.

Según Scholz, la reducción de la importación de la energía rusa era inicialmente su objetivo prioritario como canciller. «El año pasado, más de la mitad de nuestro gas natural provino de Rusia. Ahora hemos reducido ese porcentaje en poco más de un cuarto», subrayó.

Por el momento, el país no podrá abandonar por completo los suministros rusos, pero el jefe de Gobierno prometió que Alemania dejaría de importar crudo y productos derivados del petróleo ruso antes de fin de año. Según sus declaraciones, ahora los ciudadanos tendrán que ahorrar más gas y las autoridades tendrán que lidiar con la introducción de energías renovables.

«Si Rusia hubiera dejado de suministrar energía el 24 de febrero, Alemania habría sufrido mucho», comentó Scholz.

El presidente ruso Vladímir Putin ha asegurado que son los líderes de la UE los que provocaron el caos mediante las sanciones antirrusas. El mandatario indicó que en Occidente «han cometido errores» y que ahora «están buscando culpables» de la crisis energética.

  • A mediados de junio, el gigante ruso Gazprom se vio obligado a reducir la capacidad del suministro por el gasoducto Nord Stream 1 cerca del 40 % debido al retraso de las reparaciones en Canadá de una turbina de la empresa Siemens.
  • Más adelante, Gazprom anunció a finales de julio la detención del funcionamiento de otra turbina de Siemens en Portovaya.
  • Moscú ha declarado reiteradamente que está lista para cumplir con sus obligaciones tan pronto como se solucionen los problemas técnicos y se entregue la turbina.
  • A principios de julio, Canadá aceptó enviar la turbina a Alemania para que la transportara a Rusia. Sin embargo, Gazprom denuncia que sigue sin recibir la documentación necesaria para el traslado del equipo, pese a las solicitudes enviadas a la empresa alemana Siemens.