LA JORNADA

Un parásito tropical desfigurante puede estar ganando terreno en Estados Unidos

Las autoridades están preocupadas de que el vector transmisor de estos parásitos pueda adquirir una forma mortal de la enfermedad a través de la importación de perros

Un parásito tropical desfigurante puede estar ganando terreno en Estados Unidos
La leishmaniasis es una enfermedad parasitaria transmitida por la picadura de algunas especies de moscas de arena. Forma de amastigotes en frotis de tejido. Ampliación: 1000X.

Investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. constataron un aumento de casos de leishmaniasis cutánea en la última década en el país. Esta enfermedad tropical de la piel es causada por un protozoo parásito intracelular obligado que se transmite por las picaduras de insectos hematófagos flebótomos conocidos como moscas de arena.

Las infecciones cutáneas por leishmaniasis suelen producir úlceras en la piel que pueden tardar hasta meses en aparecer después de la infección. Si se permite que progresen las lesiones, la enfermedad puede causar cicatrices desfigurantes. Existen medicamentos para tratar las infecciones por este parásito.

Aumento de los casos nacionales

Los científicos presentaron nueva evidencia de secuenciación de ADN que indica que esta enfermedad, que antes se veía casi exclusivamente en viajeros que regresaban del extranjero, ahora se está detectando en los Estados Unidos en personas sin antecedentes de viajes internacionales. Los especialistas determinaron que estos nuevos casos son causados por una cepa estadounidense del parásito que es claramente diferente de la importada.

Los investigadores, dirigidos por el Dr. Marcos de Almeida, descubrieron que una cepa de ‘Leishmania mexicana’ que infectaba a los no viajeros tenía una huella genética ligeramente diferente. Esto sugiere que sus infecciones fueron causadas por un genotipo exclusivamente estadounidense de la enfermedad que se transmite por las poblaciones locales de flebótomos. Sus resultados los presentaron este jueves en la Reunión Anual de la Sociedad Estadounidense de Medicina e Higiene Tropical en EE.UU.

“Ha habido indicios previos de transmisión local basados en un pequeño número de informes de casos, pero ahora, por primera vez, tenemos una huella genética distinta de un grupo relativamente grande, lo que proporciona más evidencia de que la leishmaniasis puede estar bien establecida en algunos partes de los Estados Unidos”, señaló la Dra. Mary Kamb.

Un parásito tropical desfigurante puede estar ganando terreno en Estados Unidos
Dibujo del ciclo de vida de la leishmaniasis cutánea. La leishmaniasis cutánea es una infección de la piel causada por un parásito unicelular que se transmite por la picadura de un flebótomo. Es la forma más común de leishmaniasis que afecta a los humanos.
National Museum of Health and Medicine

¿Qué contribuye al incremento doméstico de esta enfermedad?

“Varios factores podrían estar contribuyendo al creciente número de casos de leishmaniasis cutánea enviados a los CDC para su análisis. Entre ellas está la especulación de que los cambios en las condiciones climáticas pueden conducir a entornos adecuados para la supervivencia y reproducción de los flebótomos”, señaló el especialista Vitaliano Cama.

Un parásito tropical desfigurante puede estar ganando terreno en Estados Unidos
Úlcera de leishmaniasis.
Wikipedia / CC-BY 4.0

La leishmaniasis visceral

Todo este panorama ha encendido las alarmas ante el riesgo de que una forma potencialmente mortal de la enfermedad, llamada leishmaniasis visceral, también pueda afianzarse entre los flebótomos de EE.UU., principalmente al alimentarse de perros importados. “Los perros son el hospedero principal de esta enfermedad, y ahora hay perros que llegan regularmente a los EE.UU. y que han vivido en áreas donde los parásitos Leishmania circulan en animales y personas”, explicó la Dra. Christine Petersen.

La leishmaniasis visceral, que también se transmite por picaduras de flebótomos, es causada por un parásito diferente llamado Leishmania infantum. Afecta a los órganos internos y mata a entre 20.000 y 30.000 personas en todo el mundo cada año. No existen medicamentos para prevenir la enfermedad y algunos, de los pocos que existen para tratar infecciones en las personas, tienen el potencial de causar efectos secundarios graves.

Artículos Relacionados

China desvela la cantidad que recuperó del lado oculto de la Luna

Redaccion Central

Cuidado con este popular producto higiénico que puede aumentar riesgo de cáncer

Redaccion Central

Después de años de retrasos Boeing lanza astronautas de la NASA por primera vez

Redaccion Central

¿Verdad o solo una ilusión?: revelan el origen de un planeta real de ‘Star Trek’

Redaccion Central

Por primera vez, un implante cerebral con IA ayuda a un paciente sin habla a comunicarse en 2 idiomas

Redaccion Central

Este truco podría ayudar a conciliar el sueño rápidamente

Redaccion Central