Policía rescata 178 migrantes africanos que iban en una rastra hermética en Carazo

0
Cada uno habría pagado US$1.000 para lograr llegar a Honduras, dicen autoridades.

md-2

Fueron capturados tres hombres que llevaban en una rastra hermética 178 migrantes ilegales que venían desde el continente africano, estos han sido arrestados por el delito de tráfico de personas y estarán en prisión durante 25 días.

Con este hecho sería el primero en el que los traficantes usaron la vía marítima para ingresar al territorio nicaragüense, y el mayor rescate de migrantes ilegales del año, afirmaron las autoridades nicaragüenses.

Según la acusación, los migrantes habrían pagado al menos US$1.000.00 para llegar a Honduras, ingresaron desde Costa Rica en lanchas la madrugada del pasado 23 de septiembre, desembarcaron en la zona costera de Montegrande, Carazo, detalló la Fiscalía

Estos habrían caminado al menos 500 metros entre veredas, acamparon en el día para después reanudar su caminata. Todavía sin saber dónde los extranjeros subieron a la rastra blanca, con placas M243213, y era guiada por el cabezal matrícula M069261, propiedad de Juan Ramón Loasiaga.

Los acusados son Roberto Carlos Ruiz, David Antonio y Yáder Rafael Sánchez Méndez, los últimos 2 son hermanos.

El proceso

La jueza suplente Décimo Distrito Penal de Audiencia de la capital, Damaris Vanegas, dictó prisión para los tres acusados mencionados, giró la orden de captura de Juan Ramón Loáisiga.

En la misma fecha, pero a eso de las 10:30 PM, la rastra fue interceptada por agentes de la Dirección de Inteligencia de la Policía Nacional en el kilómetro 28 de la Carretera Panamericana Sur.

Cuando ocurre la detención, los 178 africanos, entre los que hay 18 menores de edad, “comenzaron a gritar pidiendo auxilio porque se iban asfixiando”, señala el escrito acusatorio de la Fiscalía.

Tras el pedido del Ministerio Público, la jueza Damaris Vanegas giró la orden de levantamiento del sigilo bancario de los tres procesados y de Juan Ramón Loáisiga.

Vanegas a su vez giró la orden de la tramitación compleja del proceso “porque todavía se investiga la participación de otros implicados”, de acuerdo a lo resuelto por la judicial.

La judicial explicó la decisión aduciendo que arriesgaron la vida de los inmigrantes (ilegales) al llevarlos dentro de un rastra herméticamente cerrada, “donde pudieron haber muerto varios por asfixia”.

La audiencia inicial será el 21 de octubre de los corrientes para los hermanos Sánchez Méndez y Roberto Carlos Suárez. El Código Penal castiga con condenas de 6 a 10 años de cárcel por este delito, de declararse la culpabilidad de los señalados.