López Obrador reitera que Assange «debe de ser liberado porque está injustamente en la cárcel»

0
El mandatario señaló que el activista australiano es «tratado con saña» por dar a conocer casos de espionaje, parecido al escándalo que ha explotado recientemente en México

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reiteró este miércoles 21 de julio que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, «debe de ser liberado, porque está injustamente en la cárcel».

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario señaló que el activista australiano, ahora detenido en la prisión londinense de Belmarsh y a la espera de una decisión para su posible extradición a EE.UU., es «tratado con saña» por dar a conocer casos de espionaje, parecido al escándalo que ha explotado recientemente en México.

Justamente, López obrador, quien ha ofrecido asilo a Assange en su país, hizo la referencia al australiano y a WikiLeaks al referirse a los casos de espionaje en México. Hace poco, una investigación global, realizada por 80 periodistas de 17 medios de comunicación y organizaciones, reveló que el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) utilizó un mecanismo para tratar de infectar por lo menos 15.000 celulares con el software israelí Pegasus y así intervenir los dispositivos.

El espionaje afectó incluso al entorno de López Obrador, puesto que fueron espiadas alrededor de 50 personas cercanas, entre familiares, incluida su esposa Beatriz Gutiérrez Muller, y colaboradores.

Al respecto, este miércoles el mandatario señaló que estas prácticas de espionaje vienen de administraciones anteriores a la de Peña Nieto.

«Todo esto tiene que ver con el antiguo régimen, eran las prácticas para tener control, para intimidar, manipular, para imponerse; esto fue un distintivo durante todo el periodo neoliberal, prácticamente todos los gobiernos, incluso desde antes, pero se fue perfeccionando el espionaje a partir de una etapa nueva que se inicia con Carlos Salinas (presidente entre 1988 y 1994)», recalcó López Obrador.

Añadió que esta práctica no solo se llevaba a cabo desde el Gobierno federal, sino también en los estados.

Destacó la importancia de la reciente investigación que sacó a la luz este mecanismo, pesquisa que comparó con la que hizo WikiLeaks en su momento, aunque resaltó que la dirigida por Assange fue «de más alcance».

«Todo esto pues debe de desparecer, eso es lo mas importante, la no repetición, el que ya no se espié a nadie […] porque nadie debe ser espiado, se debe de respetar a opositores y los sistemas de inteligencia pues tienen que estar orientados a la defensa y a la protección de la seguridad de los Estados», dijo el mandatario mexicano, al tiempo que sentenció: «No puede utilizarse el espionaje con propósitos políticos, que era lo que predominaba».