Un juez estadounidense acusado de grabar niños desnudos con cámara oculta se suicida cuando el FBI iba a arrestarlo

0
Tras registrar su domicilio y oficina, los agentes hallaron un disco duro en el que había una gran cantidad de vídeos que contenían imágenes ilícitas de menores de edad
200 años de salir adelante con optimismo

Jonathan Newell, juez del condado de Caroline (Maryland, EE.UU.), se habría quitado la vida el pasado viernes poco antes de que el FBI lo arrestara por presunta filmación de niños desnudos, informan medios locales.

En un comunicado publicado por la Oficina del Fiscal de EE.UU. se explica que los agentes del Buró Federal de Investigaciones acudieron al domicilio del hombre, un día después de que fuera presentada una denuncia penal federal en su contra y que lo encontraron con una herida de bala, aparentemente autoinfligida. Newell, de 50 años, fue declarado muerto a las 6:43 (hora local).

Buscaba garrapatas en los niños

La Policía del estado de Maryland dirigirá una investigación sobre el aparente suicidio del juez, que iba a ser puesto bajo custodia policial por cargos federales de explotación sexual de un niño.

El pasado 23 de julio, un niño que había ido de caza a Hoopers Island con Newell descubrió una cámara oculta en el baño del lugar donde se alojaban, y se lo comunicó a sus padres, que denunciaron los hechos a la Policía.

El FBI habló con otros menores, quienes aseguraron que Newell inspeccionó sus cuerpos en busca de garrapatas. Al menos dos de ellos afirmaron que estaban desnudos durante ese proceso y uno detalló que el hombre incluso tocó sus genitales.

«Conducta delictiva»

Un día después, se llevó a cabo un registro de la casa, el camión y la oficina judicial del hombre, durante el que se encontró un disco duro en el que había gran cantidad de vídeos de menores duchándose en los que también aparecía él, así como un vídeo en el que, presuntamente, buscaba garrapatas en un chico desnudo.

Cuando los investigadores interrogaron al hombre, este negó tener conocimiento de que hubiera una cámara oculta en el lugar de la filmación y, con la excusa de conectar su móvil a un cargador, se tragó la tarjeta de memoria de la cámara, afirman las autoridades en la denuncia penal.

Si bien en ese momento no fue acusado, pidió un permiso para ausentarse del trabajo, que prolongó hasta el 23 de septiembre.

Los progenitores de otros menores que también fueron de excursión con el magistrado contrataron abogados, que el mes pasado emitieron una solicitud de orden de alejamiento de los niños para Newell, argumentando que creían que este «participó en una conducta delictiva».