El CJNG expande su presencia en Guatemala y se asocia con clanes locales para coordinar el envío de drogas de Centroamérica a México

0

Un funcionario del Departamento de Estado de EE.UU. declaró a Insight Crime que el Cártel Jalisco Nueva Generación «ha comenzado a tener presencia física» en los departamentos guatemaltecos de Petén y Huehuetenango, en la frontera con México

EE.UU.: El CJNG es "una de las cinco organizaciones criminales más peligrosas del mundo"
Imagen de presuntos miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).
200 años de salir adelante con optimismo

El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el grupo criminal mexicano con mayor expansión en la última década, se habría aliado con la organización guatemalteca Los Huistas para coordinar el envío de drogas desde Centroamérica.

Los integrantes del CJNG establecieron contactos con altos mandos de Los Huistas para organizar el trasiego de drogas desde Guatemala con destino a México, según un reciente reporte del sitio especializado Insight Crime.

Un funcionario del Departamento de Estado de EE.UU. respondió al citado medio que el Cártel Jalisco Nueva Generación «ha comenzado a tener presencia física» en Petén y Huehuetenango, dos departamentos guatemaltecos que limitan con la frontera sur de México.

Por ahora, la incursión del CJNG en Guatemala parece ser más una cuestión de colaborar con los grupos del país centroamericano dedicados al narcotráfico, y no a través de declarar la guerra a organizaciones criminales locales, como hizo en el pasado el violento cártel mexicano de Los Zetas.

El reporte indica que el Cártel Jalisco Nueva Generación no ha creado una célula armada permanente en Guatemala ni tampoco ha llevado a cabo una expansión violenta en su territorio. De acuerdo a las investigaciones e informes de inteligencia preliminares, el grupo criminal se asocia con redes de drogas activas en la costa del Pacífico y la frontera occidental con México, que reciben cargamentos de cocaína de Colombia y Venezuela.

¿Cuándo se detectó su presencia por primera vez?

Las autoridades guatemaltecas detectaron por primera vez la presencia del CJNG en 2019, durante una investigación antidrogas que permitió descubrir conexiones entre el cártel y traficantes locales. Tres años más tarde, en 2021, otra investigación separada identificó a un miembro del CJNG que podría estar involucrado en la circulación de narcóticos entre Guatemala y México.

Asimismo, la Fiscalía guatemalteca detectó que el CJNG opera de manera bastante discreta y hasta el momento no se han notado conflictos entre grupos de narcotraficantes mexicanos y los del país, así como tampoco ha habido guerras territoriales. Esto se explica porque el grupo prefiere buscar alianzas en vez de problemas y también porque Los Huistas tienen una gran influencia en el mundo de la política, lo que no solo proporciona al cártel acceso a las rutas de narcotráfico, sino también valiosas conexiones con las autoridades.

EE.UU. sanciona a Los Huistas

El pasado 18 de marzo, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de EE.UU. sancionó a los presuntos líderes de Los Huistas por su participación en actividades de narcotráfico.

«Los Huistas contrabandean narcóticos mortales incluyendo cocaína, metanfetaminas y heroína desde Guatemala a través de México, para distribuir en múltiples ciudades estadounidenses», afirmó el Gobierno de Washington.

En el comunicado de prensa, el Departamento del Tesoro afirmó que Los Huistas tendrían conexiones con el Cártel de Sinaloa y el CJNG para el trasiego de drogas a EE.UU.

«Los Huistas controlan los campos de cultivo de amapola localizados en la región montañosa entre el departamento guatemalteco de Huehuetenango y San Marcos, y han importado precursores químicos de China para fabricar metanfetaminas», detalló el Gobierno estadounidense.

En tanto, las autoridades guatemaltecas también investigan a Los Huistas. El 4 de julio de 2019, la Fiscalía de Delitos de Narcoactividad realizó 19 diligencias de allanamiento en el departamento de Huehuetenango en contra de la estructura criminal, a la que vincula con el tráfico internacional de drogas.

El poder del CJNG

Por su parte, la Administración estadounidense para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) estima que el CJNG opera en 23 de los 32 estados de México, además de tener una «presencia significativa» en EE.UU., Europa, Asia y Australia.

Por ello, el Departamento de Justicia de EE.UU. considera que el CJNG es «una de las cinco organizaciones criminales transnacionales más peligrosas del mundo».