Bolivia: ¿Apaciguará la auditoría de la OEA la crisis? ¿Qué podría frenar las protestas?

Voz de America

La auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) a las elecciones en Bolivia ya comenzó, en medio de un convulso clima, protestas violentas, al menos dos fallecidos y hasta la exigencia de que se anulen los resultados y se convoquen nuevos comicios.

El mecanismo que inció el jueves busca conocer si hubo fraude a favor del presidente Evo Morales, que ha denunciado la oposición. La misión de la OEA está integrada por unos 30 especialistas entre abogados electorales, estadísticos y peritos informáticos.

El embajador estadounidense ante la OEA, Carlos Trujillo, reafirmó el compromiso del país en las labores que la misión observadora realiza en Bolivia: “Estados Unidos apoya el trabajo y los hallazgos de la misión de observación #OAS a las elecciones bolivianas del 20 de octubre”.

Trujillo indicó que es menester una vía libre dentro de Bolivia al grupo enviado, para que “tenga el acceso necesario para completar su misión. Hacemos un llamado a todas las partes a abstenerse de la violencia”.

El informe con los resultados de la auditoría deberá estar listo en un plazo de entre 10 y 12 días.

¿Cómo se pactó la auditoría de la OEA en Bolivia?

El gobierno de Bolivia acordó esta semana con la OEA hacer una auditoría de carácter «vinculante» a las elecciones que dieron un polémico triunfo al presidente Evo Morales, en busca de una salida a las protestas que continúan en las calles del país.

«Hemos concluido los acuerdos a ser firmados entre Bolivia y la Organización de Estados Americanos (OEA) para que se pueda realizar la auditoria integral a las elecciones generales del 20 de octubre», anunció en rueda de prensa el canciller boliviano, Diego Pary.

En medio de la crisis que no cesa, Morales ha pedido: «Que se deje de lado la instigación al odio, al racismo y a la confrontación y que el Ministerio Público investigue la violencia registrada en el país. No tenemos nada que ocultar, dejemos que la auditoría internacional a cargo de expertos verifique si hubo o no fraude».

¿Qué dice la oposición?

El principal rival político de Morales, Carlos Mesa, no reconoce la auditoría, por estar pactada entre gobierno y OEA sin haber dado voz a los que como él denuncian el fraude.

Mesa culpó a militantes del MAS, el partido del presidente Morales, de las dos muertes esta semana en la ciudad boliviana de Montero durante las protestas.

La oposición y los movimientos cívicos contrarios al oficialismo ya dejaron de pedir una segunda vuelta entre Morales y el expresidente Mesa, y están solicitando que se anulen las elecciones, renuncie el jefe de Estado y se convoquen nuevos comicios.

También te puede interesar

Por un periodismo objetivo y pluralista