LA JORNADA

Los primeros europeos usaron arcos y flechas 40.000 años antes de lo que pensábamos

Las evidencias arqueológicas fueron halladas en la gruta de Mandrin, Francia

Los primeros europeos usaron arcos y flechas 40.000 años antes de lo que pensábamos
Nativos de Sudáfrica. Arte rupestre. Sudáfrica.
Blickwinkel / Legion-Media

Antropólogos de Francia y EE.UU. realizaron un análisis funcional a más de 1.500 puntas de pedernal, en la cueva de Mandrin, Francia. Los hallazgos se realizaron en el mismo nivel arqueológico atribuido a la cultura neroniana, los humanos modernos en el continente europeo que ocuparon esta cueva, hace 54.000 años. Esto permitió ubicar la era del tiro con arco en Europa en más de 40.000 años antes de lo que se pensaba.

Leer más: VIDEO Un águila calva incuba sus huevos pese a estar prácticamente enterrada en la nieve

Debido a que las tecnologías de tiro con arco se basan en el uso de madera, fibras, cuero, resinas y tendones, que rara vez se conservan, se dificulta el reconocimiento arqueológico de estas. Sin embargo, a partir del análisis de armaduras de piedra (pedernal), el tiro con arco está bien documentado en África y se remonta a 70.000 años atrás. Por su parte, se ha establecido a partir del descubrimiento de los arcos y flechas encontrados en turberas de Stellmoor, Alemania, que esta tecnología data de entre 10.000 y 12.000 años atrás, en el Paleolítico superior europeo.

Los primeros europeos usaron arcos y flechas 40.000 años antes de lo que pensábamos
(A) Punta grande (1) versus nanopunta (2). (B) Micropuntas y nanopuntas neronianas (1 a 3) nanopuntas alargadas, (4) nanopunta puntiaguda, (5 y 6) nanopuntas y (7 y 8) micropuntas. La escala gráfica es de 1 céntimo de euro (diámetro, 16,25 mm).
Metz et. al. (2023)

Leer más: FOTOS Descubren en Egipto 22 tumbas de tres épocas distintas

Solamente con arcos

El tamaño muy pequeño, y más precisamente el ancho pequeño de estas armaduras de pedernal, de las cuales un 30% pesa poco más de unos pocos gramos, les permitió excluir cualquier otro modo de propulsión balística para estas armas. “No podíamos arrojárselos a los animales de otra forma que no fuera con un arco porque eran demasiado pequeños y livianos para ser eficientes”, comentó Laure Metz, de la Universidad Aix Marseille, coautora del estudio, a AFP. “Tuvimos que usar este tipo de propulsión”, dijo. “La única forma en que funcionaba era con un arco”, subrayó Metz. Los resultados del análisis se publicaron el pasado miércoles en la revista Science Advances.

Leer más: Hallan en una isla sueca posibles restos de los protagonistas de una saga vikinga

Artículos Relacionados

Muere a los 53 años hombre que comía en McDonald’s durante un mes

Eduardo Pérez

Musk da la clave para ganar una guerra

Redaccion Central

Senador de EE.UU. sobre la CPI: “Si lo hacen a Israel, seremos los siguientes”

Redaccion Central

Exanalista del Pentágono: Europa cayó en la trampa de la presión de EE.UU.

Redaccion Central

Pekín responsabiliza a un país concreto de “echar leña al fuego” en el conflicto ucraniano

Redaccion Central

Honras fúnebres del presidente iraní Ebrahim Raisi, fallecido en un accidente de helicóptero

Redaccion Central